Datos del INE

Una alegría de seis euros al año

Los andaluces siguen con el cinturón apretado y es una de las regiones con menor gasto por habitante, ya que en un año sólo ha aumentado en seis euros

20.06.2016 | 21:11
Una mujer compra en un supermercado.

El presupuesto por persona al año en España es de 10.950 euros y la mayoría se destina a pagar la casa, pero en bares o la charcutería también se va parte del sueldo – Es la primera vez que el gasto en el hogar sube desde 2008

­Los andaluces siguen con el cinturón apretado y desconfían de la marcha de la economía. El gasto medio por hogar subió en 2015 en Andalucía unos casi imperceptibles seis euros, un incremento del 0,02 por ciento con respecto a 2014, hasta los 24.342 euros, según la Encuesta de Presupuestos Familiares publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Esa mínima alegría de gasto contrasta con el fuerte aumento del gasto en España, sobre todo en bares y viajes, donde el gasto medio por hogar fue de 27.420 euros, 382 euros más que en 2014 (una subida del 1,4%). Esto supone que el pasado año los gastos de los españoles registraron su primer aumento desde el inicio de la crisis en 2008 pero aún están unos 2.800 euros por debajo del presupuesto de gasto de las familias en 2006.

La alegría en el gasto de las familias andaluzas contrasta con la de la media de España. Desde el inicio de la crisis, el gasto medio de los hogares andaluces había descendido todos los años hasta 2013, desde los 30.151 hasta los 24.296. Sin embargo, en 2014 esa tendencia se rompió y la región registró un leve aumento, del 0,2 por ciento, lo que no ocurrió en el conjunto del país, donde el gasto medio por hogar también descendió ese año.

Ahora, con datos de 2015, Andalucía prácticamente mantiene el gasto del ejercicio anterior, pero a nivel nacional, el gasto medio por hogar subió un 1,4 por ciento en 2015, hasta 27.420 euros, registrando su primer aumento desde el año 2008 y su valor más alto de los últimos tres años

En lo que se refiere al gasto medio por habitante, Andalucía se sitúa entre las autonomías con menor cantidad, 9.294 euros, sólo por delante de Canarias (con 9.009 euros) y Extremadura (9.034). En el conjunto del país el gasto medio por persona fue de 10.960 euros, registrándose grandes diferencias entre regiones. País Vasco (13.997), Comunidad de Madrid (12.678) y Comunidad Foral de Navarra (12.656) fueron las CCAA con un gasto medio por habitante más alto.

Pese a este cambio de tendencia, el INE recuerda que el gasto medio por hogar español se encuentra casi 2.800 euros por debajo del de 2006, lo que supone un descenso relativo del 9,3 por ciento.

¿En qué se gasta el dinero? En la mayor parte de los grupos analizados en esta encuesta se incrementó el gasto medio por hogar en 2015. El mayor repunte fue para hoteles, cafés y restaurantes, donde las familias gastaron un 9,1 por ciento más de media por el mayor gasto en comidas y bebidas fuera del hogar (+9,6 por ciento, 207 euros más que en 2014).

Le siguen los grupos de mobiliario, equipamiento y otros gastos de la vivienda, con un repunte del 5,9% (65 euros más), y ocio, espectáculos y cultura, donde el gasto por hogar creció una media del 3,9% (60 euros anuales más) por el aumento del gasto en un 6,8% en vacaciones ´todo incluido´ y el incremento en un 6 por ciento del gasto en artículos recreativos.

Los únicos grupos en los que las familias recortaron sus gastos en 2015 fueron transportes (-2,1%, 69 euros anuales menos) y vivienda (-0,4%, 37 euros anuales menos).

El descenso del gasto familiar en transporte se debe, mayoritariamente, al abaratamiento de los carburantes y lubricantes, mientras que el de vivienda responde al retroceso en el gasto del alquiler imputado de vivienda (-0,9 por ciento) y electricidad, gas y otros combustibles (-0,6 por ciento). Estos recortes se vieron compensados en parte por el aumento del alquiler real de vivienda (+2 por ciento).

Durante 2015, los hogares españoles dedicaron la mayor parte de su presupuesto a tres grandes grupos: vivienda, agua, electricidad y combustibles (con un gasto medio por hogar de 8.710 euros, el 31,8 por ciento del presupuesto), alimentos y bebidas y no alcohólicas (4.125 euros, el 15,1 por ciento) y transportes (3.158 euros, el 11,5 por ciento del presupuesto).

Dentro de los alimentos y bebidas no alcohólicas, los más consumidos por las familias fueron carne (3,6 por ciento); pan y cereales (2,3 por ciento); leche, queso y huevos (1,8 por ciento), y pescado (1,8 por ciento), mientras que en el grupo de transportes destacó el gasto destinado a carburantes y lubricantes (4,3 por ciento del presupuesto), automóviles (2,9 por ciento) y mantenimiento de vehículos (2,2 por ciento).

Según la encuesta, el perfil del sustentador principal (persona que más aporta al presupuesto común del hogar) es un elemento diferenciador en el gasto del hogar, tanto en el gasto en sí como en su evolución a lo largo del tiempo.

Así, el mayor gasto en 2015 (31.095 euros) correspondió a los hogares cuyo sustentador principal estaba ocupado, con un gasto un 13,4 por ciento superior a la media. Por su parte, los hogares que registraron un menor gasto fueron aquellos cuyo sustentador principal estaba parado (17.461 euros), valor que se situó un 36,3 por ciento por debajo de la media.

Desde el año 2006, cuando se empezó a elaborar esta encuesta, el gasto medio por hogar sustentado por un parado se ha reducido un 22,7 por ciento, desde 22.603 euros a 17.461 euros, mientras que las familias sustentadas por un jubilado han incrementado su gasto medio un 8,5 por ciento en este periodo, desde 23.340 euros a 25.319 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine