14 de junio de 2015
14.06.2015
Política

Susana Díaz promete gobernar para todos y pide unidad para que Andalucía avance más

Han estado presentes el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero

14.06.2015 | 12:39
Susana Díaz junto al presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán.

Susana Díaz ya es la primera presidenta electa de la Junta de Andalucía a todos los efectos. La socialista tomó ayer posesión de su cargo 84 días después de las últimas elecciones regionales y tras cuatro sesiones de investidura infructuosas, gracias al acuerdo con Ciudadanos. Ayer, en su discurso durante un acto al que no asistió líder de la oposición, ni siquiera su socio Juan Marín, aseguró que cumplirá todo «lo prometido» y gobernará en un marco de diálogo «con todos».

Por contra, Díaz estuvo rodeada de los suyos, entre ellos los máximos dirigentes del PSOE, varios exministros, los expresidentes de la Junta Rafael Escuredo y José Rodríguez de la Borbolla –pero ni Manuel Chaves ni José Antonio Griñán– y los nuevos alcaldes socialistas de Sevilla y Córdoba. También asistieron sus padres, su marido, sus hermanas y sus sobrinos.

La ya presidenta auguró que «los mejores años empiezan ahora», aunque admitió que en este «nuevo tiempo» muchas cosas «no son ni podrán ser como antes». Por este motivo, prometió «cercanía, sensibilidad, honestidad, rigor y mucha transparencia».

Díaz revalidó su compromiso con una política «honesta» y con la lucha «más energética» contra la corrupción «en cualquiera de sus formas», pues «no sólo ofende y humilla» a los trabajadores, a los empresarios y los contribuyentes en general, sino que también «desvirtúa» la democracia.

«La corrupción debe ser eliminada, extirpada, y nuestra obligación no es sólo intentarlo, sino conseguirlo», aseveró. «Quiero ser la presidenta de todos los andaluces, de los que me votaron y los que votaron a otras fuerzas políticas, y también de los que no acudieron a votar por muchos motivos», recalcó.

Fin al bloqueo

Antes de comenzar el acto, los dirigentes políticos nacionales del PSOE, entre ellos el secretario general, Pedro Sánchez, coincidieron en resaltar el «desatasco» de la situación política en Andalucía tras más de ochenta días desde las elecciones autonómicas. «Es un día de felicidad de mucha ilusión y esperanza para el pueblo andaluz porque se materializa la voluntad expresada el pasado 22 de marzo por los andaluces de tener un gobierno fuerte, estable progresista, que actúa con el diálogo y moderación, un gobierno que estará presidido por una excelente compañera y excelente socialista que es Susana Díaz», ensalzó el secretario general de los socialistas.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero se congratuló, por su parte, de que «por fin» Díaz haya sido investida y tomado posesión como presidenta, lo que ha supuesto el final de un periodo largo de «bloqueo».

La toma de posesión de Díaz se produce casi tres meses después de que se celebraran las elecciones autonómicas y tras haber necesitado cuatro votaciones de investidura, algo que ha ocurrido por primera vez en la historia autonómica de Andalucía.

Susana Díaz, que está ultimando la composición de su nuevo gobierno, que previsiblemente tomará posesión el martes, avanzó en una entrevista radiofónica que las áreas de Economía, Educación, Sanidad y Cultura tendrán su propia consejería. También avanzó que será un gobierno paritario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp