23 de enero de 2019
23.01.2019
Parlamento andaluz

Lizárraga deja su escaño por diferencias con la dirección Podemos Andalucía

La diputada granadina asegura que la formación morada debe "huir del espacio de extrema izquierda"

23.01.2019 | 11:07
Carmen Lizárraga, en una imagen de diciembre pasado en el Parlamento andaluz

La diputada de Adelante Andalucía y ex portavoz adjunta de Podemos, Carmen Lizárraga, ha decidido renunciar a su escaño en el Parlamento de Andalucía y a su cargo en el Consejo Ciudadano de la formación morada por diferencias con la dirección andaluza liderada por Teresa Rodríguez.

La diputada granadina, próxima a la tesis de Íñigo Errejón, hará efectiva su renuncia este miércoles y esgrime entre otros argumentos que Podemos debe "huir del espacio de extrema izquierda".

En una carta, a la que ha tenido acceso Efe, Lizárraga afirma que abandonar los cargos por un "distanciamiento de las posiciones políticas, organizativas e institucionales" con la actual dirección de Podemos Andalucía que encabeza Teresa Rodríguez.

A su juicio, la dirección de Podemos Andalucía "ha optado por instalarse en posiciones que considero impropias de los tiempos actuales", cuando necesita "huir del espacio de extrema izquierda, más propio de un viejo partido de la resistencia que de una fuerza que proyecta ser transformadora y de gobierno".

También expone que la formación morada "ha abandonado el espíritu abierto, deliberativo, participativo y democrático del primitivo Podemos", lo que la está llevando "a una desnaturalización que es rechazada por nuestros potenciales votantes".

Además, Lizárraga discrepa del papel que juega Podemos Andalucía en las instituciones y asegura que el activismo y la respuesta en la calle "son imprescindibles, pero aspirando a ser mucho más que la representación de luchas aisladas y trabajar por un horizonte común de derechos y de justicia social".





Profesora titular de Economía en la Universidad de Granada, Carmen Lizárraga ha decidido dejar todos sus cometidos políticos, tanto en el Consejo Ciudadano Andaluz, donde gestionaba el área económica, como su escaño en el Parlamento autonómico.

Durante la pasada legislatura desempeñó una de las portavocías adjuntas del grupo de Podemos y tuvo un destacado papel en la elaboración de la reforma de la financiación autonómica que aprobó el Parlamento andaluz con el apoyo de todos los partidos, salvo de Ciudadanos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook