23 de abril de 2019
23.04.2019
Balance

PP y Cs dan por cumplidosu acuerdo para los cien primeros días de gobierno

Moreno destaca que la fórmula del bipartito funciona a pesar de que se han encontrado "una herencia que no era buena"

23.04.2019 | 14:08
Juanma Moreno y Juan Marín, este martes en Sevilla.

El PSOE critica que las actuaciones que se han adoptado son "cien por cien para ricos y cien por cien de derechas", al tiempo que denuncia que no haya presupuestos.

­El Gobierno andaluz de coalición de PP y Ciudadanos dio ayer por cumplido el acuerdo que firmaron ambos partidos para los primeros cien días, que incluye veintiuna medidas de inicio dentro del pacto global de noventa.

El presidente, Juanma Moreno (PP), y el vicepresidente, Juan Marín (Cs), hicieron balance en rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de esta primera parte del pacto de gobierno, después de aprobar las tres últimas iniciativas que completan ese acuerdo inicial para los cien primeros días del Ejecutivo.

Moreno destacó la « absoluta lealtad» de todos los miembros del gobierno, de PP y Cs, y subrayó que el cumplimiento de este acuerdo es la demostración de que «la fórmula funciona», a pesar de que se han encontrado «una herencia que no era buena y una situación muy delicada en Andalucía».

Marín resaltó la «velocidad de crucero» de la comunidad con un «único proyecto» de gobierno que conforman PP y Cs y aseguró que estas medidas son solamente el inicio de una legislatura con grandes retos.

En las catorce reuniones del Consejo de Gobierno se ha dado luz verde a 170 iniciativas, entre las que Marín destacó la auditoría de 14 entes públicos; el proyecto de reforma del Estatuto para suprimir los aforamientos; el impulso a la comisión de investigación sobre la Faffe; la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones; la ampliación de la tarifa plana para nuevos autónomos; y la limitación de mandatos a ocho años. Otras medidas aprobadas han sido el plan estratégico para mejorar la competitividad del sector agrícola; el inicio del trámite para una ley de formación profesional y para una ley de familia; y el impulso a un gran acuerdo en violencia de género.

Marín rechazó que se trate de una puesta en escena en plena campaña electoral, y destacó que se haya cumplido en 91 días lo pactado para 100. De este modo, argumentó que la rueda de prensa de valoración se ha convocado el día que se han aprobado las tres medidas que faltaban.

Llueva, granice o haga viento

Por su parte, Moreno defendió que la cultura del nuevo Ejecutivo no es hacer leyes «para dar un titular y que después sean vacías», sino que apuestan por «aclarar» las que ya existen y en otros casos modificarlas o incluso derogarlas. Dijo que no tiene ningún temor al resultado electoral por sus consecuencias en los pactos en Andalucía, ya que hay un acuerdo de legislatura «llueva, granice o haga viento».

Insistió en la «lealtad mutua» de los socios de gobierno y admitió que ha sido «bastante más fácil» de lo que él se esperaba, ya que han sabido aislarse de los procesos electorales y actuar «permanentemente como un solo gobierno».

Moreno esgrimió que «el cambio funciona y se está demostrando todos los días» pese a que actúan «con el viento en contra, con un legado claramente negativo». En este sentido, citó los 26.923 millones en diez años sin ejecutar; 3.000 millones en subvenciones sin justificar; 4.665 millones en dinero pendiente de cobro que no se han reclamado; y 762 millones en condenas judiciales «por mala gestión».

El balance del PSOE es muy diferente al que presentaron ayer presidente y vicepresidente. Según el portavoz de esta formación en el Parlamento andaluz, Mario Jiménez, el Gobierno bipartito es «incapaz» y sus actuaciones han sido «cien por cien para los ricos, cien por cien de derechas». Para Jiménez, estos cien días han sido «tiempo absolutamente perdido para Andalucía en términos políticos, económicos y de progreso social». «Sólo ha planteado un decreto ley y no ha sido capaz de impulsar su principal obligación, que es aprobar el proyecto de Presupuestos de Andalucía», subrayó.

Ironizó sobre los «trescientos decretos de ceses y nombramientos aprobados y hasta 53 acuerdos en los que ha explorado todos los infinitivos posibles del castellano, como acordar, impulsar o recabar, menos uno, que es aprobar, porque en cien días no han aprobado nada». También les acusó de mentir y, al respecto, puso como ejemplo los datos difundidos sobre las listas de espera sanitarias y las del sistema de la dependencia.

Medidas regresivas

También el coordinador general de IU-CA y portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, denunció que la prioridad del Gobierno andaluz del PP y Ciudadanos durante los cien primeros días de gestión han sido las «minorías privilegiadas y aventajadas» y tomar medidas «regresivas». También criticó que no se hayan dado a conocer los presupuestos de 2019, lo que atribuyó a que «no quiere enseñar las cartas de recortes en derechos sociales a través de los servicios públicos y de privatizaciones de todo lo que se mueve» en la administración pública.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas