13 de junio de 2019
13.06.2019
Debate

El pacto del Gobierno con Vox: de la "estabilidad" a la "testosterona"

El presidente andaluz, Juanma Moreno, defiende la estabilidad que otorga el acuerdo con Vox para dos años, frente a las duras críticas del PSOE y Adelante

13.06.2019 | 17:54
Parlamentarios de Vox y Adelante Andalucía durante la segunda jornada del debate presupuestario en el Parlamento andaluz.

El acuerdo presupuestario entre Vox y el Gobierno andaluz (PP y Cs) ha sido el hilo conductor del pleno del Parlamento autonómico, con una defensa a ultranza por parte de los partidos del Ejecutivo por la "estabilidad" que propicia y las críticas de la oposición, que lo considera la "foto de la testosterona".

Desde antes de las preguntas dirigidas al presidente Juanma Moreno (PP), las intervenciones de los portavoces en las cuestiones planteadas a los consejeros incluyeron aspectos relacionados con el acuerdo, conocido ayer, para levantar "in extremis" el veto de Vox a los presupuestos de 2019.

El pacto, que detrae 600.000 euros destinados a asociaciones de promoción e inserción de inmigrantes para invertirlos en un plan de infraestructuras para reformar y mejorar las sedes judiciales, proporciona "estabilidad" durante dos años al Gobierno andaluz porque también prevé el acuerdo para el presupuesto de 2020, ha subrayado el vicepresidente, Juan Marín (Cs).

La presidenta del grupo socialista, Susana Díaz, por su parte, ha dicho a Moreno que "hoy ya nadie duda de que su gobierno depende de una fuerza de ultraderecha", lo que ha contrapuesto con lo que sucede en el resto de Europa y ha destacado la prensa internacional.

Antes que Díaz, la diputada del PSOE Soledad Pérez subrayó que "el pacto de la vergüenza" es también la "foto de la testosterona" porque ha estado firmado por cuatro hombres y supone una "humillación" de las mujeres andaluzas, se sitúa "en contra del desarrollo de los Derechos Humanos" y es un retroceso al siglo XIX.

Dirigentes del PP y de Cs reiteraron que este pacto no supone "ni un paso atrás" en la atención a la mujeres aunque incluya el concepto de "violencia intrafamiliar", que defiende Vox, para atender casos en los que, por ejemplo, un nieto pegue a su abuela.

Tras las preguntas a los consejeros, el presidente andaluz respondió a los portavoces de Vox, Adelante Andalucía, Ciudadanos, PP y PSOE, y en todas las ocasiones se abordó el pacto, que tendrá un impacto de 2,1 millones sobre un presupuesto de 36.495 millones, de los que 1,5 millones se destinan a partidas de empleo, según los datos facilitados este jueves por sus firmantes.

El presidente andaluz, en contestación a la supuesta debilidad del Gobierno criticada por la líder socialista, le cuestionó si "considera débil a un gobierno que acaba de llegar a un acuerdo para dos temporadas, para los presupuestos de 2019 y 2020".

Los diputados de Vox aplaudieron irónicamente a la expresidenta de la Junta, que lamentó el hecho de que el acuerdo estuviera en manos de la voluntad de Santiago Abascal y les dijo que les incomodaba "escuchar la verdad", a la vez que les instó a "saber escuchar".

Al portavoz de Vox, Alejandro Hernández, Moreno le ha agradecido su apoyo para que continúe la tramitación de los presupuestos de 2019, que "son los de la estabilidad y la altura de miras".

Con el portavoz de Adelante Andalucía, Antonio Maíllo, Moreno tuvo un intercambio mutuo de elogios hasta que criticó el acuerdo, del que dijo que se firmó tras momentos propios de "Juego de Tronos" y con un partido que es "homófobo", "rechaza la pobreza" y tiene un "pensamiento reaccionario y autoritario".

"Con lo bien que íbamos", le dijo el presidente andaluz antes de lamentar la "eterna obsesión" de Adelante con Vox.

Con el portavoz de Cs, Sergio Romero, el presidente mantuvo un diálogo centrado, como ocurre habitualmente esta legislatura, en reprochar los errores en la gestión del anterior Gobierno socialista y alabar las iniciativas del actual Ejecutivo, entre ellas las dirigidas a defender a las víctimas de violencia machista.

Uno de los aspectos que resaltaron ambos es lo ocurrido con el PSOE respecto a la dependencia, con una lista de espera oculta de 35.000 personas, una cifra con la que se llenaría La Rosaleda, el estadio del Málaga, un equipo que el presidente (malagueño) espera que sea "de Primera".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook