"Desde que Ciudadanos está en el Gobierno andaluz las ayudas llegan a los que deben recibirlas y lo antes posible", ha asegurado el responsable de Comunicación de Cs Andalucía y diputado andaluz en el Congreso, Guillermo Díaz, en su visita al barrio de Fuente Olletas, en Málaga capital, donde ha visitado a pequeños comerciantes de la zona para explicarles la nueva línea de ayudas de 3.000 euros para pymes del comercio la hostelería y la artesanía que ha puesto en marcha esta semana la Junta de Andalucía.

 Díez ha destacado que esta apuesta de apoyo al pequeño comercio que está sufriendo las consecuencias de la pandemia representa un cambio de rumbo en la política de la Junta. "Se nota la diferencia con respecto a etapas anteriores, cuando la Junta solía devolver ayudas europeas por su mala gestión, porque no sabían cómo utilizar los fondos", mientras que con el gobierno de Ciudadanos "ahora no sólo se destinan a quien debe recibirlos, sino que se dan todas las facilidades para que se dispongan lo antes posible".

 El dirigente naranja ha puesto en valor a los consejeros de Ciudadanos "de perfil técnico y brillante, que desarrollan sistemas y se les ocurren formas para que estas ayudas no tengan que ser devueltas" en alusión a la gestión de la Consejería de Transformación Económica, que contará con 35 robots para la tramitación "absolutamente novedosa" de estas ayudas, que podrían beneficiar a 60.000 pequeñas empresas andaluzas.

 En su paseo por algunos de los comercios de la zona, Díaz ha animado a los comerciantes a sumarse a esta convocatoria al recordar que tienen un carácter de concurrencia competitiva, que "hay mucha voluntad de darlas" y se concederán por orden de solicitud hasta agotar el crédito de 132 millones de euros disponible, siempre que las empresas acrediten una pérdida de al menos el 20 por ciento del negocio respecto al inicio de la pandemia.