La Junta de Andalucía ya está trabajando en la estrategia sanitaria que implantará en la comunidad autónoma una vez que decaiga el estado de alarma ante la posición del Gobierno central de no prorrogar esta medida más allá del 9 de mayo.

De hecho, el consejero de Salud Jesús Aguirre, el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo y el vicepresidente del Gobierno Juan Marín mantendrán una reunión el próximo lunes con el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Lorenzo del Río y la fiscal superior Ana Tarrágo, donde les expondrán sus propuestas sanitarias para afrontar la gestión directa de la pandemia una vez que acabe el estado de alarma y, por tanto, la centralización de las competencias en el Gobierno central.

"El consejero de Salud está recibiendo todas las propuestas de las distintas consejerías, después de reunirnos con todos los agentes sociales, sindicales y empresariales para poder consensuar muchas de las medidas que tendremos que adoptar a partir del próximo día 9 de mayo", ha explicado Juan Marín tras el Consejo de Gobierno. "Sería una sorpresa que el señor Sánchez cambiara de opinión a partir del 4 de mayo, ya ha anunciado que no va a haber prórroga".

Estas propuestas aún no se han hecho públicas pero girarán en torno a horarios, aforos, reuniones en grupos, toque de queda y cierres perimetrales. "Son las cuestiones que a partir del 9 de mayo se quedan sin ese marco jurídico que habíamos solicitado y que el Gobierno de España no se ha molestado en darle a las comunidades autónomas", ha subrayado el vicepresidente andaluz.

Con esta reunión con el alto tribunal andaluz, la Junta pretende asegurarse que todas aquellas medidas y restricciones sanitarias que se implanten a partir del 9 de mayo no sean derribadas por los tribunales como ya ha ocurrido en otras ocasiones en otras comunidades autónomas.

"Esperamos que la semana del 4,5,6 de mayo ya podamos anunciar todas esas medidas para que el día 9 a las 00 horas todos los andaluces conozcan exactamente qué es lo que va a suceder", ha concluido Marín.