Va a hacer dos años desde que el gel hidroalcohólico nos acompaña allá donde vayamos.

Dos años ya desde que nos lavamos las manos con más asiduidad que antes.

Te puede interesar: Así está hoy Ómicron: la alarma europea, el aviso de la OMS y las dudas sobre el test de antígenos

Dos años desde que museos, supermercados, pequeñas tiendas o transporte público han incorporado esos pequeños dosificadores de gel hidroalcohólico.

La higiene de manos es esencial para prevenir muchas enfermedades, pero los expertos cada vez tienen más claro que la clave para evitar infecciones por SARS-CoV-2 no está en las manos, sino en el aire que respiramos.

Y es ahí donde, según muchos especialistas, no se está haciendo el suficiente esfuerzo, más teniendo en cuenta la capacidad de contagio de la variante Ómicron.

El Instituto de Evaluación Ambiental e Investigaciones del Agua (IDAEA-CSIC), la Asociación Mesura y la Generalitat Valenciana se han puesto manos a la obra y han elaborado una guía para orientar sobre la mejor manera para airear espacios interiores y, así, reducir el riesgo de infección.

Y sí, hablan de reducir y no eliminar, porque como dejan claro estos expertos, el riesgo cero no existe.

Tiendas, hoteles, oficinas, cines, teatros, restaurantes o museos, son algunos de los entornos que por su finalidad suelen tener niveles de ocupación altos, y para los que esta guía puede ser muy útil.

¿Por qué es tan necesario ventilar?

Son muchos los estudios que han demostrado el papel predominante que tienen los aerosoles en la transmisión de la Covid-19.

Como explica la guía del IDAEA-CSIC, todos expulsamos aerosoles cuando hablamos, tosemos o tan sólo respirando.

Se trata «pequeñas partículas de salivas o secreciones respiratorias que permanecen en el aire durante minutos o incluso horas».

Si entre las personas que están en ese entorno cerrado hay una o dos infectadas por coronavirus, el problema es claro.

Así que, la renovación del aire se convierte en el punto esencial para reducir el riesgo de contagio.

¿Cuánto tiempo se debe ventilar?

En este punto existen muchos factores que influyen en cada cuanto tiempo se debe airear ese espacio cerrado.

Y una cuestión importante, cuando hablan de cambio de aire, el IDAEA-CSIC hace referencia a la sustitución del aire interior por aire exterior libre de virus.

¿Cómo renovar el aire correctamente?

Siempre en exteriores. Esta es la máxima que repiten una y otra vez los expertos desde hace meses.

Cualquier cosa que queramos hacer lo mejor es hacerla en el exterior.

Pero como esto no es siempre factible, las opciones para mantener el aire que respiramos en interiores lo más limpio posible son varias.

Ventilación natural ¿Cómo hacerla?

Aunque parezca obvio, puede ocurrir que no estemos ventilando bien.

Porque no hablamos de casas, si no de espacios más grandes como museos o restaurantes.

Así que no está de más recordar algunas pautas para hacerlo correctamente:

Desde el IDAEA-CSIC recomiendan colocar «el monitor de CO2 en un lugar representativo en el que haya ocupantes, pero evite el efecto de la respiración exhalada directa o el flujo de aire fresco directo (por ejemplo, cerca de las ventanas) en la medición».

¿Cómo realizar una ventilación ‘forzada’?

En el caso de ámbitos más profesionales donde se dispongan de dispositivos mecánicos para la ventilación, por ejemplo, museos o grandes almacenes, los expertos en evaluación ambiental recomiendan:

Y por supuesto, todas estas medidas de ventilación no eximen en ningún caso de tomar las precauciones que ya conocemos: mascarilla, distancia de seguridad e higiene.