La nueva base del Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA), que se ubicará en Benahavís, supondrá una inversión de 2,6 millones de euros y tendrá como principal foco de actuación las zonas de Málaga y sureste de Cádiz en las que se ha constatado una mayor incidencia de actuaciones de emergencia.

El consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, le presentó al Ayuntamiento de Benahavís el proyecto de la nueva base del GREA, dirigida a la mejora de la capacidad operativa, la coordinación y los tiempos de respuesta en situaciones de emergencia.

Bendodo destacó que la creación de esta base, la tercera en la comunidad autónoma, supone una apuesta del Gobierno andaluz por la seguridad y la protección de los andaluces. El consejero y el alcalde de Benahavís, José Antonio Mena, firmaron el pasado 24 de octubre un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento cedía los terrenos donde se levantará la base.

Esta instalación dará cobertura a todo el litoral occidental de la Costa del Sol, la Serranía de Ronda o la Bahía de Algeciras, «zonas que concentran una serie de riesgos como incendios forestales, contaminación del litoral, riesgos sísmicos e inundaciones», según indicó el consejero.

La nueva sede se ubicará en una parcela de más de 2.300 metros cuadrados situada en la urbanización Monte Halcones, junto a la carretera A-397 y a poco más de un kilómetro de la AP-7, la A-7 y la N-340, y contará con un equipo formado por 23 personas, entre técnicos y agentes. El proyecto incluye un edificio de doble altura con una superficie aproximada de 900 metros cuadrados.