La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha declarado Zona de Gran Afluencia Turística Benalmádena, Fuengirola, Nerja y Torremolinos. Todas estas localidades son, junto a Marbella y Estepona, las primeras de Málaga que han recibido esta catalogación siguiendo las novedades del Decreto ley de mejora y simplificación de la regulación económica aprobada por la Consejería de Transformación en 2020.

Esta clasificación permite a los establecimientos comerciales minoristas tener libertad para designar los días y horarios de apertura durante los periodos establecidos.

La nueva normativa contempla, entre otros aspectos, el carácter indefinido de esta declaración, siempre que se mantengan los requisitos, eliminando la tramitación de un nuevo procedimiento cada cuatro años. Asimismo, simplifica el procedimiento, de forma que las entidades locales ya no tienen que duplicar trámites.

Los cuatro municipios ya estaban clasificados como tales entre 2017 y 2020, y tras la finalización del periodo en vigor han iniciado otro procedimiento conforme a la nueva normativa.

La declaración de zona de gran afluencia turística de Benalmádena, Fuengirola, Nerja y Torremolinos, se aplicará a todo el término municipal durante Semana Santa, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección ambos incluidos, y en el periodo estival, de junio a septiembre. En el caso de Torremolinos, además, la figura se aplicará en Navidad, del 21 de diciembre al 7 de enero, ambos incluidos.

Esta declaración permite incrementar y flexibilizar los horarios de apertura autorizados en domingos y festivos, así como adaptar la oferta de la actividad comercial minorista a la cambiante demanda de los consumidores.

Torremolinos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Torremolinos aprobó ayer la reforma de la ordenanza que regula el uso de terrazas de locales en la ciudad, con la abstención del PP y el voto en contra de Por mi Pueblo, que permite la ampliación del uso del espacio público que bares y restaurantes podrán hacer de sus terrazas de forma excepcional por la pandemia.

De igual forma, se permitirá la posibilidad de ocupar zonas ajardinadas para uso comercial con el objetivo de generar más espacio y favorecer el cumplimiento de las medidas sanitarias, así como ampliar la actividad económica.

La concejal de Vía Pública, Maribel Baeza, afirmó que su empeño es «potenciar y apoyar al comercio local y a la hostelería de Torremolinos para que cuenten con más espacio para su actividad y que esto suponga un revulsivo para nuestros empresarios, permitiendo la ampliación de la actividad comercial en aquellos lugares donde sea viable y facilitar la recuperación del sector de la hostelería, el turismo y el comercio, fundamental en Torremolinos», explicó la edil.