La Policía Nacional ha desarticulado en Torremolinos dos viviendas destinadas al tráfico de drogas y han detenido al presunto responsable por su presunta implicación en un delito contra la salud pública. El investigado poseía dos viviendas que utilizaba, una de ellas como lugar de almacenamiento del groso del estupefaciente y otra donde iba llevando las dosis ya preparadas, según informó ayer la Comisaría Provincial de Málaga. Fruto de este operativo, los investigadores han intervenido en los dos registros practicados 119 papelinas de cocaína, 10,5 gramos de cocaína en roca, dos cilindros de cocaína de 204,67 gramos, 15,52 gramos de sustancia para corte de la droga, entre otros efectos.

El investigado disponía de dos viviendas, un piso donde tendría las papelinas ya preparadas y una casa donde guardaría el groso de la droga así como materiales para la preparación y pesaje del estupefaciente. Además, se encargaba personalmente de distribuir los encargos quedando con los clientes en puntos convenidos previamente, añadieron.

En el transcurso de la investigación se realizaron distintas aprehensiones de drogas entre supuestos compradores que confirmaron las sospechas de la Policía Nacional.

Una vez confirmados todos los extremos los investigadores han llevado a cabo un operativo que culminó con la desarticulación de dos viviendas destinadas al tráfico de drogas y la detención del supuesto responsable, un hombre de 66 años y nacionalidad colombiana.

En los dos registros practicados se han incautado de 119 papelinas de cocaína, 10,5 gramos de cocaína en roca, dos cilindros de cocaína de 204,67 gramos y 15,52 gramos de sustancia para corte de la droga. De la misma manera han intervenido un vehículo de alta gama, una motocicleta, 155 euros en efectivo, una báscula de precisión, una cámara domótica, memorias externas, un teléfono y documentación.