La Guardia Civil ha explotado este miércoles una operación contra una organización dedicada a dar apoyo tecnológico a grupos de narcos asentados en el Estrecho y su área de influencia. Más de 250 agentes del instituto armado han participado en un despliegue que se ha extendido por Algeciras, Málaga, Marbella, Mijas, Sevilla (Alcalá de Guadaíra, Carmona y la capital) y Madrid, zonas que sumaron una veintena de registros en domicilios y locales comerciales, 15 detenidos y la intervención de un millón de euros en efectivo y seis vehículos.

Las fuentes han añadido que la organización investigada se encargaría de suministrar productos de todo tipo, alguno de ellos ilegales, para facilitar las actividades relacionadas con el narcotráfico, como máquinas para contar dinero, material para encriptar dispositivos, cámaras de visión nocturna, inhibidores de frecuencia y otros elementos tecnológicos para que sus clientes pudiesen eludir la acción policial y el seguimiento de los investigadores de la lucha antidroga.

La actuación policial incluyó registros en tiendas, una de ellas en Marbella, dedicadas a la venta de artículos de vigilancia, seguridad y contraespionaje y que dependían de la misma persona, considerada por los agentes como el cabecilla del grupo. En la operación, iniciada por el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) de Sevilla, participaron efectivos de Blanqueo de Capitales de la Oficina Europea de Policía (Europol). 

 Esta operación se desarrolló apenas un día después de que la Guardia Civil interviniera 15 millones de euros en efectivo a una red de tráfico de cocaína asentada en las provincias de Cádiz, Málaga, Huelva y Vizcaya, la mayor incautación de dinero en efectivo realizada en España. A lo largo del operativo fueron arrestadas unas 20 personas, la mayoría en el Campo de Gibraltar, y se efectuaron 35 registros domiciliarios.