Benalmádena ha duplicado el número de socorristas que vigilarán sus playas este verano para evitar que se produzcan incidentes graves en su litoral. Así lo dijo ayer el alcalde, Víctor Navas, quien presentó el dispositivo de vigilancia «que este año lo componen este verano 41 socorristas, desde las nueve torres de vigilancia repartidas por el litoral, con las herramientas y medios necesarios para realizar su labor de la mejor manera posible», dijo Navas.

«El objetivo es evitar que no haya ningún incidente grave en nuestras playas, no tener ninguna incidencia estos meses sería el mejor informe de gestión al final de la temporada, ya que confirmaría la seguridad de nuestro litoral», dijo el alcalde.

Navas añadió que han señalizado los puntos con mayor peligrosidad para el bañista por las resacas de las mareas, «y los socorristas se encuentran sobradamente preparados para atender cualquier situación», dijo.

El dispositivo está coordinado con los servicios de emergencia municipales, Policía Local y los informadores municipales, que ya están operativos.

En total un centenar de personas velarán por la seguridad en las playas este verano, entre socorristas, trabajadores de emergencia, personal de Playas, agentes de Policía Local e informadores municipales.

El regidor aprovechó para izar las banderas azules que distinguen las playas de Fuente de la Salud y Malapesquera y el puerto deportivo.

El edil de Seguridad, Javier Marín, añadió que La Policía Local incrementará su presencia, sobre todo los fines de semana, para reforzar la vigilancia del litoral, el puerto deportivo y el paseo marítimo».

La concejala de Playas, Encarnación Cortés, recordó que el pasado fin de semana fue especialmente complicado por la situación del mar, con mucho oleaje y resaca, lo que provocó que el servicio de socorrismo tuviera que efectuar numerosos rescates en el agua.

Fuengirola

Fuengirola también activó ayer y hasta el 15 de septiembre el Plan de Seguridad de Verano formado por 22 agentes de la Policía Local -aparte de los agentes del servicio ordinario-, 55 socorristas y 14 vigilantes de playa. «Conviene recordar que la pandemia no ha acabado y debemos hacer un esfuerzo para controlar aglomeraciones y garantizar que las normas preventivas se cumplan», dijo la alcaldesa, Ana Mula.

El refuerzo de la Policía Local será en dos turnos, de 12.30 a 18.30 horas, y de 20.00 a 02.00 horas.

Los vigilantes de playa, a las órdenes de la Policía Local, realizarán labores de control, inspección y auxilio de los agentes de 11.00 a 19.00 horas.

Te puede interesar:

El servicio de salvamento lo integran un coordinador, 45 socorristas (32 a pie de playa, cuatro en una embarcación y motos de agua, y nueve en las cuatro parcelas para personas con movilidad reducida); cuatro sanitarios y un operador de comunicaciones.

«Contamos con el mejor escenario natural, los mejores servicios, como avala la concesión del 100% de Banderas Azules posibles, y ahora con un Plan de Seguridad acorde a todas las necesidades que plantea el incremento de población que experimentamos cada verano en nuestra ciudad», dijo la regidora.