A partir del próximo lunes, 25 de octubre, la Policía Local de Benalmádena iniciará una campaña de control del buen uso del carril bus-taxi de la avenida Antonio Machado, que se han creado tras reducir de dos a uno los carriles libres de circulación por cada sentido, desde el pasado mes de junio, dentro de la experiencia piloto que está realizando el Consistorio para transformar la vía en un bulevar que permita ganar más espacio para el peatón.

La campaña responde a las "quejas de taxistas y chóferes de las líneas de autobús, que nos comunican que hay bastantes conductores que hacen caso omiso a la señalización establecida", según ha explicado el concejal de Seguridad y Movilidad, Javier Marín.

A partir del lunes, la Policía Local comenzarán labores de control para comprobar qué vehículos realizan un uso indebido de esta vía, "procediendo a su sanción cuando corresponda", ha anunciado el concejal.

El edil ha anunciado que también se van a acometer controles de velocidad "porque estos mismos vehículos infractores aprovechan este carril para circular a una velocidad mayor de la permitida en la vía", ha añadido el concejal de Seguridad y Movilidad, Javier Marín.

"La Policía Local debe proceder a este control para garantizar la seguridad de los peatones y del resto de usuarios de la misma vía", ha matizado el edil quien ha especificado que tras una fase inicial de carácter informativo, "los agentes procederán a sancionar a aquellos conductores que persistan en su mal uso de la vía".

"La Policía Local va a optimizar el uso de ese carril para que cumpla el destino que se le dio, y con ello queremos favorecer el buen funcionamiento del transporte público urbano de la localidad", ha añadido el jefe de la Policía Local de Benalmádena, Francisco Zamora.