El grupo audiovisual Andalucía Digital Multimedia prepara un documental sobre la desaparición de David Guerrero, el popular 'niño pintor' de Málaga, uno de los grandes misterios de la crónica negra de nuestro país. El rodaje comenzará en septiembre y se enmarca en la actual euforia por los 'true crimes', películas y series que rescata, investigan y analizan casos reales de gran conmoción social.

Tal y como señala el grupo ADM en su web, este proyecto “intenta arrojar de luz a un caso que ni la policía ni la familia del menor han dado nunca por cerrado”. El documental cuenta con la participación de José Antonio O’Donnell, inspector jefe jubilado del Cuerpo Nacional de Policía, que ya participó en el largometraje documental '23 disparos', una investigación audiovisual sobre el asesinato de García Caparrós.

34 años hace ya de aquel 6 de abril de 1987, cuando el pequeño David fue a una exposición en el Centro, que contó con un cuadro suyo, del Cristo de la Buena Muerte. Salió de casa a las 18.00 horas y hasta hoy. Sólo llevaba el bonobús. 

Los investigadores barajaron varias hipótesis, el secuestro o una huida del niño, pero ambas fueron descartadas, la primera porque nadie aseguró tenerlo y la segunda porque el entorno de David Guerrero era normal y no había problemas ni familiares ni escolares. A lo largo de los años siguientes se llegó a decir que había sido secuestrado por una red de falsificadores de arte o que había huido voluntariamente de casa y ha habido testigos que aseguran haber visto a David en Milán, Sudamérica o Portugal. En este último caso, una pareja de policías se desplazó a la capital portuguesa, porque turistas españoles dijeron en 1997 haber reconocido al desaparecido pintando vírgenes junto a otros niños en las calles lisboetas. Otra pista falsa. Quizás el documental de ADM contribuya a aclarar uno de los grandes misterios de nuestro país.