Son inagotables la fascinación y el morbo por la cara B de la Costa del Sol del oropel, el champán caro y las fiestas infinitas. Hay un atractivo mystique en torno a esos mafiosos extranjeros (fundamentalmente británicos) tostándose al sol en piscinas de villas excesivas y glamurosas, vidas de alto copete levantadas sobre todo tipo de actividades ilícitas. ¿La prueba? En estos momentos se encuentran en preparación dos series, una española y otra inglesa, con la 'Costa del Crime' como gran escenario y leit motiv.

Nick Love (Bulletproof) y Sky están detrás de A town called malice (sí, como la canción de The Jam), un thriller criminal ambientado en la Marbella de principios de la década de los 80 que se grabará entre nosotros próximamente, pensando en su estreno en 2022. «Si Dallas y Pulp Fiction engendraran un hijo al ritmo de Duran Duran sería A  town called malice, un cóctel embriagador de romance de los 80, avaricia y violencia, servido con trozos de piña y un paragüitas... Los espectadores viajarán al mundo de la Costa del Sol en toda su pompa», asegura Gabriel Silver, de Sky Studios. La ficción sigue a los Lord, una familia criminal de Londres que ha caído en desgracia y que se reinventa en Marbella después de que el hijo menor tuviera que huir tras cometer un asesinato.

Como pueden comprobar, puro 'Costa del Crime', el nombre con que los tabloides se refieren a la Costa del Sol en sus noticias sobre mafiosos británicos establecidos en nuestras tierras. Es prácticamente un subgénero periodístico y cinematográfico en el Reino Unido, que no deja de generar contenidos: hace unos años la segunda temporada de la serie Snatch (protagonizada por unos jóvenes estafadores británicos y rodada entre nosotros a lo largo y ancho de varios meses) y poco después se estrenó King of Crime, una ficción sobre la clonación de tarjetas y las estafas por internet, localizada también en Marbella. Y sí, seguimos sin olvidarnos del Don Logan que incorporó Ben Kingsley en Sexy beast (por el que recibió una nominación al Oscar), tan icónico para Marbella como Tony Montana para Miami: un tipo contundente, siempre con un insulto y una mala palabra en la boca.

A town called malice no es el primer viaje de Nick Love a la Marbella gangsteril. En 2004 filmó entre nosotros The Business, sobre el glamuroso estilo de vida de los gángsters expatriados de la era de los 80; todo un éxito en las carteleras británicas que reincendió la pasión por la ropa deportiva y las marcas de la época que llevaban los mafiosos británicos de entonces.

Dani de la Torre, grabando un episodio de «La unidad». L. O.

Te puede interesar:

Queda claro que los guiris siempre han gustado de localizar sus fechorías a pleno sol (que parece ser que eso de practicar fechorías bajo un cielo gris y plomizo debe de ser menos atractivo). Pero es que ahora, por fin, el interés empieza a calar también en nuestros creadores patrios, cada vez más avezados en esto de perseguir los intereses de los espectadores. Porque acaba de anunciarse un proyecto sin título aún comandado por Dani de la Torre y Alberto Marini para Movistar +, una nueva serie original de ficción que se acercará a la intrincada red de bandas criminales que operan en la Costa del Sol. «Un entramado complejo en el que se mezclan múltiples nacionalidades, delitos tradicionales y cibernéticos, capos de la vieja escuela, jóvenes que imponen nuevas normas; y la pandemia global, que lo ha cambiado todo», avanza la plataforma. Los artífices de la serie La Unidad, Marini, en los guiones, y De la Torre, en la dirección, preparan la producción, que comenzará en 2022. «Siempre nos ha atraído la idea de contar realidades de nuestro país que no se conocen. El mundo del crimen en la costa de Marbella es algo sorprendente y que nunca se ha llevado a la ficción», asegura De la Torre.