El Festival Internacional de Jazz de Málaga ya tiene fecha. Abriendo el otoño cultural de la provincia, su vigésima quinta edición celebrará siete actuaciones del 4 al 10 de noviembre.

Contando con aforos reducidos y escenarios al aire libre, el evento tiene claro este año su filosofía: el impulso del jazz para recuperar la normalidad, un estilo de música que se va a convertir en el “refugio” donde los malagueños van a encontrar “ritmo, belleza y mucha alegría”.

José James, Tigram Hamasyan, Richard Bona con Alfredo Rodríguez Banda, Kyle Eastwood, Toni Di Geraldo, Tete Leal y Robin McKelle son los “señeros” nombres que constituyen el cartel de la edición 2021 del Festival. Sus entradas se han puesto hoy a la venta, oscilando entre los 24 y 30 euros.

“A pesar de los pesares, el Festival vuelve a tener una edición internacional importante, con cinco actuaciones que son de naturaleza internacional y dos de un alto nivel dentro del mundo local”, ha explicado esta mañana Juan Antonio Vigar, gerente de Málaga Procultura y director del Festival de Málaga

Junto a Vigar, Noelia Losada, concejala de Cultura y Deportes, ha insistido en que la cultura, que “sigue luchando contra viento y marea”, es segura: “Las actuaciones se celebrarán con todas las garantías sanitarias. Hemos demostrado que, en las semanas más duras de la pandemia, la cultura no solo podía seguir haciendo, sino que se debía seguir estando”.

El conjunto de actuaciones, que tienen su inicio a las 20.00 horas, tienen un aforo inferior al 50%, lo que supone unas 477 localidades. En el caso de que la evolución de la pandemia lo permita, el gerente de Málaga Procultura no descarta aumentar el número de entradas a disposición del público: “Ahora parece que respiramos más, es una realidad, aunque todavía nos quedan bastantes incertidumbres por sortear. Entre ellas, la distancia de seguridad, que tiene que dejar de ser una distancia que nos separa para convertirse en una que nos una”.

La presentación del Festival Internacional de Jazz de Málaga ha cerrado con “puntos suspensivos”, debido a que están todavía por determinar los distintos espacios libres y establecimientos de la ciudad que se convertirán en los escenarios de la “armonía, la tranquilidad y el componente internacional” que caracterizan la presente edición.

“Hemos aprovechado el aire libre y los espacios que tienen esta maravillosa ciudad. Aunque siempre digo que Málaga es un gran gimnasio, también es un enorme teatro al aire libre, porque este magnífico tiempo que tenemos todo el año nos permite hacer este tipo de actividades”, afirmó Losada.  

Su programación 

El Festival comenzará el 4 de noviembre con la actuación de José James, una de las voces masculinas “más interesantes de la escena musical contemporánea”. El vocalista estadounidense con raíces panameñas llega a Málaga con No beginning no end 2 y once músicos sobre el escenario. 

El segundo concierto viene de la mano del pianista armenio Tigran Hamasyan, que aterriza en formato trío y con diez temas originales dentro del proyecto The call within. De este pianista se pasa a un bajista cantante y multiinstrumentista, Richard Bona. Este músico africano viene acompañado de Alfredo Rodríguez, director musical de todos los proyectos recientes de Quincy Jones.

Kyle Eastwood es el protagonista de la cuarta actuación, además de uno de los laureados en el evento, con el Premio Málaga Jazz. El músico, compositor y actor, también hijo del oscarizado Clint Eastwood, presenta Cinematic, en el que recorre grandes temas de la gran pantalla en clave de jazz.

Eastwood le pasará el testigo al segundo galardonado, con el Premio ‘Cifu’. El baterista y percusionista Toni Di Geraldo trae Concert Bal, un conjunto de rapsodias en las que fluyen jazz, latino, flamenco, Magreb, copla, composiciones propias y versiones con arreglos pensados para el directo.

El Festival cerrará su edición 2021 con el saxofonista y compositor malagueño Tete Leal, cuyo concierto Five Elements se desarrolla a partir de melodías de culturas ancestrales, y con la vocalista norteamericana Robin McKelle, acudiendo a la provincia con su octavo álbum, Alterations.