Después de Hollywood, Francia es la gran fábrica de iconos y tótems del cine; para paladares más selectos, eso sí. El país vecino dispone de un catálogo infinito de rostros y cuerpos magnéticos, adorados y admirados por la cinefilia de todo el mundo. De ahí el gran valor de Le Cinéma Au Coeur, una muestra de fotografías de Luc Roux que acaba de inaugurar la Alianza Francesa en Málaga como aperitivo de su Festival de Cine Francés (que comienza mañana mismo): gracias a su mirada podemos adentrarnos en las bambalinas de múltiples rodajes de importantes cintas galas para mirar y admirar, en descansos en el set, en plena tarea, en detalles cotidianos, a titanes y titanas como Catherine Deneuve, Jean Paul Belmondo y Gerard Depardieu, entre muchos otros.

Presentación de la muestra de Luc Roux. EFE

La exposición, que puede visitarse hasta diciembre en la galería de exposiciones de la nueva sede de la Alianza (C/Canales, 11, Málaga), invita a descubrir los entresijos de la industria del cine en Francia, especialmente centrada en sus grandes estrellas y momentos únicos antes nunca vistos. En la selección de fotografías que abarcan los 40 años de trabajo de Luc Roux, se podrá ver al gran homenajeado del Festival, y recientemente fallecido Jean-Paul Belmondo. El legendario actor aparece entre dos decorados del rodaje de Itinéraire d’un enfant gâté, de Claude Lelouch. Zimbabwe, en 1988. Junto a él, aparecen otras grandes figuras como Catherine Deneuve, imagen del cartel de la exposición, retratada en el Café Marly, en París, o en el rodaje de Place Vendôme, de Nicole Garcia; una película que le proporcionó el premio a la mejor interpretación en la Mostra de Venecia. Gérard Depardieu está presente en varias instantáneas a lo largo de su carrera, y también su hijo Guillaume Depardieu, que aparece junto Deneuve y Leos Carax, en el desarrollo de Pola X. Sophie Marceau está retratada en Londres, donde rodó la cinta de James Bond El mundo nunca es suficiente; Monica Bellucci posa con motivo de la presentación de Irréversible, de Gaspar Noe, junto a Vincent Cassel, en el Festival de Cannes. A lo largo de la sala se puede reconocer a Isabelle Huppert durante el rodaje de Gabrielle, de Patrice Chéreau. Una divertida imagen de Guillaume Canet y Marion Cotillard anticipa de forma inaudita su matrimonio. El compositor de Claude Sautet, Philippe Sarde, junto a Bertrand Tavernier, André Téchiné y muchos más grandes cineastas. Romain Duris, Jacques Dutronc, Charlotte Gainsbourg, Fanny Ardant, o Emmanuelle Béart, son algunas de las estrellas del cine francófono que los asistentes a la muestra podrán disfrutar. El guiño a Málaga lo pone Luc Roux exhibiendo una fotografía del actor Antonio Banderas, admirando el rostro de Eva Perón (Madonna) durante el rodaje de Evita.

Junto a estas líneas, un joven Depardieu.

«La relación que establezco con los actores es distendida, de confianza y de complicidad, y ellos se muestran tal y como son. Nunca les hago posar ni les digo que sonrían, porque para eso es mejor contarles algo que les parezca gracioso», explicó Roux, para quien pedirles a los actores que posen «les quita la naturalidad».

El preestreno en España de la canadiense Aline, de Valérie Lemercier, una ficción inspirada en la vida de Céline Dion, con multitud de escenas rodadas en Málaga; las óperas primas de Aurélie Saada, Laura Wandel y Chloé Mazlo; e lcitado homenaje al recientemente desaparecido Belmondo; tres hitos de la creación joven cinematográfica en Bélgica, o el primer concierto en España de la prometedora Elisa Kwamé, destacan entre las novedades que presenta la edición de 2021 del Festival de Cine Francés.

Luc Roux con el alcalde de Málaga y los organizadores.