En una ciudad que está siendo devorada por la prisa de los edificios altos y el ruido de las promesas electorales, Ángelo Néstore decidió en 2020 comprender a los demás a través de los versos. «Queríamos celebrar la poesía porque la entendemos como una fiesta, aunque nacer en una pandemia ha sido muy complejo», asegura. Actualmente dirige Letraversal, una editorial especializada en poesía con sede en Málaga. Cuando habla expresa alegría, entusiasmo y calor.

Ángelo y el equipo de Letraversal llevaban mucho tiempo con la idea de fundar una editorial. En 2016 nació La Señora Dalloway, un proyecto con intención feminista. 3 años después cerró por la imposibilidad de llevar a cabo el trabajo de forma constante. «Tenía la espinita clavada. Es un lujo poder acompañar a las autoras en todo el proceso creativo, declara.

El logo de la editorial es una navaja cortando el tallo de una rosa: «Somos la flor, pero también el cuchillo», afirman. Así conciben sus libros, como una apuesta poética y política transversal, que no deja indiferente a quien atraviesa su catálogo. Poesía y edición van de la mano en esta casa: las portadas, con colores llamativos e ilustraciones, son parte del todo artístico que forman sus libros.

Portadas de algunos de los libros que han publicado en Letraversal. | MARTÍN DE ARRIBA julia lópez. málaga

Un taller junto a la UMA

Letraversal busca impulsar la cantera de poetas de Málaga. Por eso se han coordinado con el Vicerrectorado de Cultura de la UMA para organizar un taller de poesía. Violeta Niebla, escritora y fotógrafa, es quien imparte las clases. El objetivo es promover el trabajo creativo de estos jóvenes poetas, bautizados como #pUMAs. De esta actividad han surgido ya dos antologías que recopilan algunos de los mejores poemas de los alumnos. A raíz de estas clases han creado Letra Canina, una colección cuyo nombre evoca el diente que muerde y crece: en la mayoría de casos serán las primeras obras de sus autores.

Además de Letra Canina, otra línea que siguen desde Letraversal es Letra bastarda. Aquí se agrupan autores como Juanpe Sánchez, que gracias a su libro Desde las gradas ha conseguido colarse en numerosas listas de recomendaciones de literatura independiente. Otra autora bastarda de Letraversal es Elizabeth Duval, filósofa y escritora de poesía, narrativa y ensayo. Conocida por haber escrito Después de lo trans y colaborar con diferentes medios, decidió publicar Excepción en febrero de 2020 con la editorial malagueña.

Ángelo, que nació en Italia pero actualmente reside en Málaga, no concibe la poesía aislada del mundo. La entiende como parte de la música, de la performance y del territorio queer que habita desde hace 35 años. «Para mí lo queer significa cuidar», declara. En 2017 ganó el XXXII Premio de Poesía Hiperión por su obra Actos impuros, y cuando le llamaron para confirmarle la noticia creía que le estaban gastando una broma. Ganar este tipo de premios significa ocupar espacios comunes con un discurso profundamente disidente, y es que quedarse solo en los márgenes no es justo para una persona que entiende la poesía como una manera de estar en el mundo.

Además de ser el director de Letraversal, también co-dirige el Festival Internacional de Poesía de Málaga Irreconciliables, junto a Violeta Niebla. Allí todas las voces son escuchadas y atendidas por igual. Han organizado ya 4 ediciones (2017, 2018, 2019 y 2020), con participantes como Luna Miguel, Niño de Elche, Rozalén, Chantal Maillard, Berta García Faet o Antonio Lucas. De esta forma se demuestra que, si se hace de una forma crítica y diferente, Málaga se puede llenar de poesía.

Lo local y lo alternativo

Cuando se le pregunta cuál es su percepción sobre la cultura en la ciudad, lo tiene claro: «Sé que se está haciendo mucho, pero a veces la producción local no se valora». En ocasiones las personas que se dedican a la danza o al teatro tienen que salir de Málaga para que sus obras se estrenen. Ángelo echa en falta que las instituciones apoyen los discursos que miran hacia lo alternativo, lo contemporáneo y lo underground. «Hay mucho de esto en Málaga, pero está escondido», remata.

Para seguir dándole espacio a los nuevos escritores, Letraversal ha convocado este mes su I Premio de Poesía. El plazo de recepción de textos finaliza el 21 de marzo, y el ganador recibirá 1.000 euros. Este premio está concebido como un regalo de toda la familia editorial, ya que se trata de dinero que se ha conseguido a través de la venta de libros. Además, la obra del ganador será publicada por Letraversal, y podrá elegir a una autora del equipo para que le acompañe en el proceso de edición. Ángelo entiende el premio como una manera de democratizar el proceso de decidir qué se publica y qué no. No quiere que se convierta en un proyecto personalista donde solo mande él.

«Los libros que publicamos tratan sobre la poesía del hoy y del mañana. Sé que me seguirán emocionando ahora y dentro de 10 años, porque van a trascender», asegura. Cuando se le pregunta qué autor recomienda para iniciarse en la poesía responde rápido. «Javier Fernández consigue hacer poesía huyendo de los códigos tradicionales. Es un gran amigo». Existen otras formas de hacer y entender la poesía, y Ángelo las conoce.