Para los británicos, la Costa del Sol es sinónimo de paraíso de los gangsters, el rincón de lujo exagerado en que se refugian los criminales tras sus fechorías. Cada equis meses detienen entre nosotros a un capo que controlaba sus negocios desde nuestro litoral, fuera del radar de la policía british. Por supuesto, el cine del país tenía que reflejar las peripecias y el estilo de vida de los habitantes de, como se dio en denominar allí, la Costa del Crime. La película fundacional de este, prácticamente, subgénero fue la gran 'Sexy Beast', protagonizada por Ben Kingsley y situada argumentalmente en Marbella –aunque fue rodada en Agua Amarga, Almería–. Su éxito y los premios que cosechó abrieron la veda, continuada por numerosos productos levantados por el atractivo mystique en torno a esos mafiosos extranjeros (fundamentalmente británicos) tostándose al sol en piscinas de villas excesivas y glamurosas, vidas de alto copete levantadas sobre todo tipo de actividades ilícitas. ¿La prueba? En estos momentos se encuentran en preparación dos series, una española y otra inglesa, con la 'Costa del Crime' como gran escenario y leit motiv. Así que era cuestión de tiempo que los creadores del Don Logan, la bestia sexy que interpretó Kingsley en el filme de Jonathan Glazer, se pusieran manos a la obra y ya están preparando una serie sobre sus perturbadoras peripecias.

Se trata de una precuela en formato serie para Paramount +, que está siendo desarrollada por Michael Caleo ('Los Soprano', en su currículum) y cuyo reparto está por determinar. La idea es conocer más a fondo a través de su turbulento pasado a Logan y sus compinches, Gal Dove y Teddy Bear (interpretados en 'Sexy Beast' por Ray Winstone y Ian MacShane, respectivamente). Será, por tanto, una manera más de agrandar la sombra del personaje básico de la Costa del Crime, porque el Don Logan que interpretó Kingsley es tan icónico para Marbella como Tony Montana para Miami: un tipo contundente, siempre con un insulto y una mala palabra en la boca –la cantidad de fucks que suelta es innumerable–. La quintaesencia del mafioso de la Costa del Crime, un personaje cuyo status ha terminado sobrevolando fronteras: de hecho, Gunplay, uno de los raperosen el underground estadounidense se hace llamar precisamente como él, Don Logan, para sus actuaciones. El papel, por cierto, le valió a Kingsley una nominación al Óscar (premio que años antes ganó por interpretar al hombre más pacífico del mundo). Por no hablar también de ese Gal Dove, que tras haber pasado una temporada entre rejas, decide retirarse, junto a su mujer, para tostarse al sol en su piscina de su chalet de la Costa del Sol.

'Sexy Beast' disfruta ahora de un notable culto cinematográfico, con fans tan destacados como Steven Spielberg (fichó a Winstone para su cuarta Indiana Jones tras haber visto el filme de Glazer). Seguro que con su precuela televisiva, muchos (re)descubrirán a estos gángsters británicos más que peculiares.