Fue una noche de contrastes en el primer certamen LGTBI Fulanita Fest este sábado en Marenostrum Fuengirola, donde se vivió todo un despliegue de color, fuerza y orgullo femenino con iconos para el colectivo como la catalana Rigoberta Bandini, la malagueña María Peláe o la madrileña Sandra Delaporte.

La esperada Bandini -considerada “uno de los nuevos fenómenos musicales de la temporada” con éxitos de polémicas letras como “Perra”, “A ver qué pasa” o “Ay Mamá”- cerró la noche y terminó por dejar sin voz a un público que cantó y bailó cada una de sus canciones y que permaneció en su sitio aún cuando la catalana abandonó el escenario.

Paula Ribó (aka Rigoberta Bandini) en el escenario del Marenostrum Fuengirola. Marenostrum Fuengirola

Las puertas de Marenostrum abrían casi con puntualidad británica pasados escasos minutos de las siete de la tarde ante un público mayoritaria, aunque no únicamente, femenino, pero sobre todo ansioso por disfrutar de un festival en el que se pasó como si nada del ritmo flamenco de “la Peláe” a la música electrónica de Delaporte.

A las 19:15 horas comenzaba la fiesta y las disyoqueis de Bailaferias pinchaban con entusiasmo para animar la jornada junto al mar y con el Castillo de Sohail como telón de fondo.

Una hora después se subía al escenario la multifacética artista madrileña Rocío Saiz e interpretaba algunos de sus temas más populares como “Si mañana me muero te habré dicho que te quiero”, que hizo rugir con entusiasmo al público al grito de “vamos bolleras”.

María Peláe, de la que muchos aseguran tiene ese empaque del que solo algunos artistas disfrutan y que tanto recuerda en sus maneras sobre las tablas a Lola Flores, desplegó en el escenario ese toque flamenco que la caracteriza mezclado con los ritmos más frescos y actuales.

Así, nota a nota, la malagueña desgranó casi una veintena de los temas que incluye en su gira “La Folcrónica 2022”, no sin antes brindar por la libertad que se respiraba en el concierto “y que tanta falta nos hace” en un derroche de carisma.

Conocida por sus letras comprometidas, “el nuevo torbellino malagueño que lo está arrasando todo” y una de las “grandes revelaciones” de la novena temporada televisiva de “Tu Cara Me Suena”, lo dio todo en una noche de diversidad.

Se marchó, con el pesar del público y a pesar de que le pedían más; y de pronto el escenario se transformó en un mar de humo y luces de neón que anunciaban que era el turno del proyecto de música electrónica ítalo español que lidera la madrileña Sandra Delaporte.

Delaporte, en el Marenostrum Fuengirola. Marenostrum Fuengirola

Productora, cantante y compositora, Delaporte -la chica que moda- junto a su compañero de tablas el italiano Sergio Salvi, se comió el escenario a ritmo de teclado y pop electrónico aderezado con una cuidada y particular estética.

Con el castillo de Sohail como telón de fondo, miles de fans pudieron disfrutar de este festival temático e inclusivo, apadrinado por el cantante Javier Ojeda, que ha llegado a la Costa del Sol de la mano de la sala “Fulanita de Tal”, un referente nacional en cuanto a visibilidad, libertad, ocio y compromiso con el orgullo femenino.