Hablar de Aitana es hablar del fenómeno musical de los últimos años. Su espectacular directo es capaz de conseguir un verdadero coro, con todos sus fieles seguidores cantando todas las canciones del repertorio. Y eso es lo que volvió a ocurrir anoche en el concierto que la artista catalana ofreció en el Castillo Sohail, un directo que sirvió para poner el cierre a la VII edición del festival Marenostrum Fuengirola, que puede presumir este verano de cartel con los conciertos de Rosalía, Rauw Alejandro, Alejandro Sanz, Marc Anthony o Bizarrap.

Aitana reunió anoche a más de 15.000 personas para disfrutar del concierto, que es previo a su despedida en Madrid para iniciar la gira por Latinoamérica.  Como es habitual con Aitana, sus entradas al escenario es un aspecto que cuida mucho. En Fuengirola, hizo la entrada en el recinto desde la parte inferior de la plataforma, arropada por la historia del castillo Sohail y el Mar Mediterráneo para comenzar el espéctaculo.  

Las primeras canciones interpretadas, a modo de calentamiento de voz y ambiente, fueron “Formentera”, “11 Razones” y “Corazón sin vida”. Aitana realizó su primera interacción con el público saludando y preguntando si iban a cantar todas sus canciones, “si me lo prometéis, va a ser una noche inolvidable”, afirmaba la cantante.  La conexión de Aitana con el público es patente y un numeroso coro acompañó a la cantante en todo su directo.

El público, durante el concierto de Aitana en el Marenostrum Fuengirola

A lo largo de la actuación hizo especial mención a sus amigos de la banda colombiana Morat declarándoles su especial admiración e interpretando “Más de lo que aposté”. También quiso cantar junto a los asistentes “Con la miel en los labios”. 

 Entrado el momento más movido de la noche, Aitana quiso regalar a todos los fans sus canciones más románticas como “No te has ido y ya te extraño”, “Mariposas” y “Vas a quedarte”. Canciones en las cuales los sentimientos del público pudieron observarse con solo mirar las caras de estos. Familias disfrutando de las sonrisas que irradiaban sus hijas al ver a su cantante favorita en un espectáculo que quedará plasmado para siempre en su memoria.

Con esta actuación, Marenostrum Fuengirola cierra su ciclo de conciertos, de la que puede calificarse como su edición más exitosa hasta la fecha.