La alcaldesa de Torremolinos, Margarita del Cid, presentó ayer, junto con el concejal de Eventos, José Manuel Ruiz y el director del festival, Guillermo Jiménez, la 29 edición del Rockin´Race Jamboree, una cita musical que tendrá lugar del 2 al 5 de febrero y que volverá a convertir a Torremolinos en la capital mundial del Rock&Roll.

Jiménez destacó que en esta edición se bate récord de afluencia de bandas con hasta 42 grupos, la mayor cifra en la historia del festival». «Uno de los principales proyectos es seguir ampliando la capacidad de asistentes y para esta edición contaremos con una carpa que la traeremos desde Holanda para poder ampliar el aforo del festival», anunció el director del festival, quien también indicó que «se está trabajando para conseguir aumentar la presencia de público inglés con promociones directamente en Inglaterra, con la venta de entradas a un precio inferior al de la web, una acción que ya está animando al público inglés».

Guillermo Jiménez reveló otro singular detalle: «Este año el Rockin´Race Jamboree contará con una cerveza propia, 1.000 unidades que también se distribuirán por diferentes puntos de Torremolinos».

Este festival, que se celebra en plena temporada baja, suponer que los hoteles de Torremolinos lleguen a alcanzar una ocupación del 40% gracias a la afluencia de visitantes de distintas partes del mundo, ya que acuden personas de Estados Unidos, Inglaterra, Finlandia, Japón, Alemania, Suecia, Uruguay o Jamaica.