La vitrina de medallas y trofeos de Damián Quintero es extensa, pero siempre tiene hueco para uno más. Medallista en los últimos Juegos Olímpicos de Tokio , este viernes ha recibido el Escudo de Oro de Radio MARCA Málaga.

Con la esperanza de que el karate no se baje del vuelo olímpico en París 2024, Quintero destaca que "parece que se ha reactivado hace poco. Si me preguntas hace dos meses, te digo que no está en París 2024. Están empujando allí. Incluso con Macron estamos intentando presionar para que siga en el programa olímpico. El kárate es un deporte practicado a nivel mundial con muchas licencias y más en un sitio como París, donde tienen casi cuatro veces más licencias. Lucharemos hasta el último minuto y cuando se ratifique la decisión ya plantearé mi futuro", declaró.

La medalla que ganó en el país nipón es de plata maciza y pesa 540 gramos, pero el valor sentimental que guarda es de oro: «Eso se suele decir. El valor es en el momento, luego se ve de otra manera. Es una plata con sabor a oro por el rendimiento que tuve al margen de los siete jueces que ponen los puntos. El rival era japonés y estaba en casa. Di mi 100% y eso es lo esencial. Por eso cuando perdí me salió una sonrisa", reveló.

Con 37 años, Damián Quintero era consciente de lo que estaba en juego: "No cerraba los ojos la noche anterior. Estaba muy nervioso, como nunca he estadoLos Juegos son mágicos y, sobre todo, con las expectativas que habían sobre mí. Compitiendo sentí que estaba como pez en el agua, es mi hábitat y paso mucho tiempo. No como la primera vez, pero mucho más. Era como la oportunidad de mi vida y, cuando no tengas esa motivación, a lo mejor es cuando te tienes que echar a un lado", asintió.

Además, como todo reconocimiento se le queda corto, Damián Quintero será homenajeado mañana en el Carpena con el Unicaja-Breogán: «Mañana ya está el aforo al 80% y estaré encantado de estar ahí. Me siento un privilegiado. La Diputación me ayuda al igual que el alcalde y ya no solo en la medalla, sino en todo el camino", concluyó el karateka.