El Pizarra Voleibol Femenino, en el año de su debut en la 1ª Nacional, está realizando un papel muy destacado. Ha cerrado la primera vuelta en segunda posición con 26 puntos, con tan solo una derrota y a un solo punto del líder, el CV Melilla. 

Las pizarreñas han vuelto a los entrenos tras el parón navideño y ya han mantenido sus primeros contactos con el sintético del Dani Pacheco muy conscientes de lo que está en juego: una plaza entre los 2 primeros clasificados en la segunda vuelta de la liga de ascenso. Tras las primeras sensaciones el técnico, Manuel de Amo, prefiere ir partido a partido y se muestra confiado con su equipo, pero sabiendo en todo momento la dificultad que entraña enfrentarse contra equipos de la calidad de Universidad de Granada, Melilla, Alcorcón o el primer reto en esta segunda fase, el equipo levantino de Finestrat el próximo domingo 16 de enero a las 12:00 de la mañana en el Pabellón Municipal Finestrat. 

Imagen de un partido del Pizarra Femenino. La Opinión

El deporte femenino está de moda de hecho nunca se marchó, siempre estuvo ahí y lo demuestra la buena asistencia de público cada vez que juegan y los apoyos que suscita el equipo de referencia del voleibol malagueño que parece no tener techo.

Un proyecto muy malagueño

Talento “made in Málaga”, así se puede catalogar el gran trabajo del staff técnico y de la directiva que ha conseguido conformar un conjunto muy malagueño para afrontar esta categoría de mucha exigencia y donde hay jugadoras de muchos municipios como Pizarra, Alhaurín de la Torre, Alhaurín el Grande, Marbella, Torremolinos, Benalmádena o Málaga entre otros y que en poco tiempo se ha convertido en un equipo de referencia del deporte femenino provincial, con un amplio recorrido por su juventud.