Soñado debut para Carlos Alcaraz en la Copa Davis, con una victoria ante el número uno de Rumanía Marius Copil por 6-4 y 6-3, en una hora y treinta y dos minutos de juego, que coloca a España con dos a cero en el marcador en la jornada del viernes, a un solo punto de llevarse el duelo y clasificarse para la fase final de la Davis.

Es muy difícil no pensar en Rafa Nadal al ver jugar a Alcaraz. Solo el pelo corto y el ser diestro diferencian al murciano del manacorí en sus inicios, antes de que siquiera pudiésemos soñar en que se convertiría el número uno que ha sido y es. Ese mismo sueño persigue Carlos Alcaraz, que de momento ya ha debutado como jugador de Copa Davis con un triunfo.

No tuvo nada que ver el inicio del encuentro con el del primero entre Bautista y Botian, con ambos jugadores manteniendo el saque y mostrando dos estilos bien distintos. Una derecha de Alcaraz y un saque a más de 200 km/h en el quinto juego iban encendiendo a un público que llenaba algo más las gradas del club de tenis de Puente Romano, con muchas ganas de ver jugar al joven de 18 años.

Alcaraz movía a Copil con la derecha y con el revés, forzaba el iguales en el octavo juego, con ayuda de la cinta, de un smash y de una buena bola a los pies del rival, pero el gigantón de 31 años salvaba el 4-4. En su siguiente servicio no estaría tan afortunado y en algo más de 40 minutos Carlos Alcaraz se llevaba el break y el primer set.

No tardaría tanto en lograrlo en la segunda manga. Un buen punto del murciano acababa con una bola cortada de revés a la red del rumano y un 3-1 que se hacía aún más insalvable tras un servicio sin apuros de Alcaraz.

Seis dobles faltas del rumano y por debajo del 50% en primeros saques del rumano evidenciaban aún más la distancia entre ambos jugadores.

'Charlie' Alcaraz volvía a levantar a la gente del asiento con un passing tras dejada del rumano en el sexto juego, en el que gozaba de varias pelotas de rotura. El murciano siguió limpiando las líneas de la pista para certificar su victoria con un nuevo break.

Bautista lograba el primer punto para España ante Boitan. Daniel Pérez (EFE)

Bautista abría la jornada sin apuros

España ya mandaba en el marcador de la eliminatoria después de que Roberto Bautista se hubiese impuesto al rumano Gabi Adrian Boitan por un claro 6-3 y 6-1 en una hora y siete minutos, en un encuentro en el que el castellonense solo encontró oposición en la primera manga.

El número 4 de Rumanía y 721 del mundo no daba para nada la sensación de estar tan abajo en el ranking en los primeros juegos del primer set, donde aún le funcionaba su derecha cruzada y el revés a dos manos, forzando incluso el primer '¡Vamos!' de Bautista en el cuarto juego, donde amenazaba con lograr la primera bola de rotura... las que sí tuvo el español en el quinto, para llevárselo en blanco y ponerse con 3-2. Pareció reaccionar Boitan acto seguido con dos bolas para recuperar su saque, pero un saque directo y otro buen punto moviendo al rival de lado a lado le daban el iguales a Bautista, que con otro 'ace' y un revés paralelo cerraba el 4-2.

La ruleta rusa de Boitan continuó, con más errores que aciertos en el noveno que juego, en el que Bautista se ponía con 0-40. Una doble falta le daba el primer set al tenista español y aclaraba el guion del primer choque de la eliminatoria.

En la segunda manga, en un visto y no visto Bautista se colocaba con un 3-0 en el marcador. En el quinto juego el rumano le apretaba algo al español, que sacaba el puño y su saque para mantener la distancia en el marcador. El sexto juego precipitó los acontecimientos: el intercambio más largo del encuentro acababa con una bola a la red de Botian, destello final de un partido que acababa con 6-1 para Bautista. Punto para España sin sorpresas.

Mañana sábado, en el dobles formado por Alejandro Davidovich y Pedro Martínez Portero, España puede cerrar una eliminatoria que por el momento transcurre sin problemas.

Frío, gente guapa y muchas ganas de Alcaraz

Al club de tenis de Puente Romano mira este fin de semana todo el tenis nacional. A la espera del homenaje a Manolo Santa de mañana sábado, en la primera jornada de la eliminatoria se han dejado ver por el club ilustres del deporte como Alex Corretja, 'Pato' Clavet o Albert Costa. La alcaldesa de Marbella Ángeles Muñoz presidía desde la grada el primer encuentro del día y no pasaba desapercibido en el graderío el exjugador de Unicaja Berni Rodríguez. El ambiente, frío por la bajada de temperaturas, lo caldeaba en las gradas la charanga de Málaga 'Si o Ké' y muchos aficionados murcianos que se han acercado a Marbella a ver en directo el debut del jovencísimo y talentoso jugador de El Palmar.