La selección española de balonmano femenino disputa a partir de este jueves el Carpathi Trophy, que se celebra desde este jueves hasta el sábado ante Serbia, Austria y la anfitriona de un torneo de carácter amistoso en Rumanía que servirá de preparación para el Campeonato de Europa 2022.

A apenas un mes de que comience el trofeo continental -4 de noviembre-, las «Guerreras» jugarán tres partidos en los que el equipo dirigido por José Ignacio Prades -con Merche Castellanos en la portería- podrá medir su nivel competitivo y, así, acabar de apuntalar el equipo de cara a la gran cita continental.

El primer rival a batir será Serbia, a la que España se enfrentará este jueves, 29 de septiembre, a partir de las 16.30 horas. Después vendrá Austria y el tercer y último partido será contra el equipo anfitrión, Rumanía.

Precisamente, el seleccionador nacional ha puesto en valor el Carpati Trophy, definiéndolo como «un torneo importante para ver al grupo en competición en partidos complicados y ante buenos rivales». «No hay mejor escenario para las jugadoras que verlas competir y esto nos va a ayudar a detectar sinergias para decidir el listado definitivo para el Europeo», apuntó.

El estado de forma de la selección española es esperanzador de cara al Campeonato de Europa 2022. Tras firmar un notable Mundial en el que lograron la cuarta posición, la selección se mostró muy solventes en la fase clasificatoria para la cita continental con cinco victorias en seis partidos. Además, las españolas mantuvieron su tendencia ascendente en los Juegos Mediterráneos de Orán, en Argelia, donde revalidaron la medalla de oro y se proclamaron campeonas.