Elecciones Municipales

Los partidos registran sus listas para unos comicios municipales condicionados por las generales

El PSOE y el PP serán las únicas formaciones con papeleta en todos los colegios electorales de la provincia, ya que han presentado candidaturas en los 103 municipios malagueños. Las recientes alianzas de IU y Podemos o las reforzadas apuestas de Vox y Por Mi Pueblo, otros de los ingredientes

Una mujer busca su voto para los comicios municipales de 2019 en un colegio electoral malagueño.

Una mujer busca su voto para los comicios municipales de 2019 en un colegio electoral malagueño. / ÁLEX ZEA

Cristóbal G. Montilla

Cristóbal G. Montilla

El ambiente de precampaña seguirá creciendo después de que, ayer, concluyera el plazo para el registro de las candidaturas de los comicios municipales del 28 de mayo. Se avecina una cita con las urnas que se verá muy condicionada por todo lo que se juegan los partidos a nivel nacional, con las elecciones generales de final de año en el horizonte.   

PP

El PP de Málaga insistió, tras el registro de listas en todos los municipios malagueños, en un mensaje que no se desliga de su rotundo triunfo en las elecciones andaluzas. Este viento a favor quiere ser aprovechado para regresar a resultados como los de 2011, cuando superó con amplitud la barrera de los 400 ediles que luego se le resistió en 2015 y 2019, con la irrupción de Cs como principal explicación del descenso.  El declive de la fuerza liberal está muy presente en una estrategia encaminada a aglutinar el centro-derecha. Sobre todo, en grandes plazas que están en manos socialistas, como son los casos de Benalmádena o Vélez-Málaga. El crecimiento en los ayuntamientos de pueblos pequeños y medianos es otro anhelo y en esa pretensión encaja el deseo de reproducir el respaldo a Juanma Moreno cosechado el 19J. Ampliar la cifra de las 31 alcaldías que tiene es, igualmente, otro de los retos planteados para el 28M. 

PSOE

El PSOE malagueño completó sus trámites electorales con una antelación que, la semana pasada, ya le llevó a autoproclamarse como el primer partido que hacía un pleno de 103 municipios, en lo que a presentación de candidaturas se refiere. De hecho, las registró todas el pasado 19 de abril, el primero de los seis días de plazo. La existencia de una papeleta con sus siglas será una realidad en todas las citas locales con las urnas, después de una elaboración de listas en las que hay un cóctel maridado por notables dosis de renovación. De los 103 candidatos y candidatas a las alcaldías que el PSOE de Málaga presenta a estas elecciones municipales, 39 lo hacen por primera vez, lo que significa que 64 candidatos repiten y que, en cambio, se ha renovado a un 38% de los cabezas de lista, según se desprende de los datos ofrecidos por su Comité Electoral Provincial. Incluso, una decena de sus actuales alcaldes ha dado un paso al lado para que pase otro compañero a liderar la lista, tal y como ha sucedido en Algarrobo, Almogía, Arriate, Benalauría, Cañete la Real, Carratraca, Casabermeja, Faraján, Ojén y Sierra de Yeguas. El objetivo prioritario será el de mantener una cifra de alcaldías malagueñas que no se aleje en exceso del más de medio centenar que tiene ahora mismo.  

Izquierda Unida y Podemos

Izquierda Unida ha cerrado candidaturas en más de 70 municipios malagueños. En todos se presenta bajo la coalición ‘Con Andalucía’, que aglutina a IU y otras organizaciones como Podemos, Más País, Verdes Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde. Ahora bien, en la mayoría de estos municipios -sobre todo en el ámbito rural- sólo está presente IU y concurre en solitario. En cambio, en 14 municipios se presenta junto a Podemos y otras organizaciones. Esto sucede en Málaga, Torremolinos, Rincón, Cártama, Coín, Ronda, Vélez, Nerja, Marbella, Estepona, Mijas, Fuengirola, Benalmádena y Ojén. Además, se presenta junto a otras organizaciones en Casabermeja, Benahavís, Alhaurín de la Torre, Arriate y Riogordo, dónde no tiene presencia Podemos.

Vox

La presencia de Vox Málaga supondrá más del doble de papeletas en relación a los comicios locales de 2019. Frente a las 17 localidades en las que se presentó entonces, en esta ocasión el partido de Santiago Abascal tendrá una lista en 37 municipios malagueños. De este modo, se ha implantado en plazas que suman el 90% de la población de la provincia. Y, a diferencia de la anterior convocatoria electoral, se expande a otras localidades medianas, o incluso pequeñas, en las que no había participado porque mayormente lo hizo en las de más de 20.000 habitantes.

Ciudadanos

Las listas de Cs para el 28M en Málaga ascenderán a una cifra que ronda la quincena. Su presencia se verá reducida prácticamente a la mitad tras la apuesta más contundente que deslizó en 2019 y, de hecho, regresa a un número de candidaturas similar al de 2015, cuando empezó a catar la tarta municipal. Sus planes más ambiciosos atraviesan las candidaturas lideradas por Noelia Losada y Ángel Mora en Málaga capital y Marbella, respectivamente. Pese a la ‘fuga’ al PP de su alcalde en Guaro o a su retirada en plazas en las que incluso gozaba de representación -como es el caso de Benalmádena tras el éxodo de sus ediles al PP- el partido liberal ha intentado articular un despliegue lo más digno posible para el 28M. Se presentará, finalmente, en Torremolinos, después de que ‘desertara’ el que iba a ser su ‘alcaldable’. Y en Valle de Abdalajís se estrena con lista. 

Por Mi Pueblo

La formación independiente Por Mi Pueblo ha ampliado su presencia al estar presente en unos 25 municipios malagueños, lo que significa casi el doble respecto a la quincena de plazas que rozó en 2019. Sin embargo, no ha superado la treintena de localidades con candidaturas, tal y como recogía su hoja de ruta para la expansión.

Adelante Andalucía

El debut en unas elecciones municipales del nuevo Adelante Andalucía se reducirá en esta provincia a dos candidaturas. En Málaga capital, el partido andalucista de Teresa Rodríguez se presenta con el informático veinteañero Luis Rodrigo como aspirante a la alcaldía. La otra de sus apuestas será en Mijas, con Remedios Leiva al frente.

Estrategia para la Diputación

El reparto del poder en la Diputación Provincial de Málaga es otro de los factores que condicionan la ecuación con vistas a las elecciones municipales del 28M. El PP aspira a gobernar la institución con la mayoría absoluta que no ha tenido estos últimos cuatro años y el PSOE pretende recuperarla, aunque necesite el apoyo de las fuerzas situadas a su izquierda. Las pretensiones adquieren una variante nueva con Por Mi Pueblo, que quiere irrumpir en su Pleno como ‘bisagra’.