El debate de una moción conjunta de PSOE y Adelante sobre la oferta pública de empleo de la Diputación provocó que el pleno de la institución entrase en un bucle de insultos. Las intervenciones de Patricia Alba (PSOE) y Teresa Sánchez (Adelante) fueron replicadas por el diputado provincial de Recursos Humanos, Juande Villena, que las llamó "flojas, cobarde y poco leídas". Y ahí no se quedó. Las descalificaciones fueron ampliadas por Villena, mientras él defendía que no había que retomar ya ninguna negociación sobre la oferta de empleo porque "se han cerrado con el apoyo de los agentes sociales". Además, el diputado defendió la apertura de la oferta a los autónomos "a los que cada mes de experiencia les equivaldrá a cada tres que se le valorarán a los trabajadores de la casa" y le reprochó a Sánchez y Alba que no saliesen a reivindicar "a este sector productivo tan maltratado". 

Tras sus duras palabras, la socialista Patricia Alba le respondió atribuyéndolo a "la prepotencia del 'casadismo'" y llegó a llamar "hipócrita" al presidente Salado, "que va de moderado y siempre está defendiendo la educación privada", como ejemplos "del PP con el que estamos tratando".

Respecto al espíritu de la moción, Alba señaló que "es la cuarta moción que tenemos que presentar relativa a la ejecución de las ofertas de empleo público para que el PP negocie, muestra más que evidente de su continua falta de talante”. "Hay que conseguir un buen acuerdo y beneficioso para la parte más vulnerable, los interinos e interinas que durante años han sufrido el abuso de la temporalidad por parte del PP, que lleva 10 años gobernando la Diputación", incidió la diputada socialista.

Anteriormente, Alba agradeció al Gobierno provincial "el mantenimiento de las bolsas de trabajo". "No voy a hacer demagogia y decir que todo lo conseguido está mal, no voy a parecerme a Oblaré o a Marmolejo, para quienes todo lo que hemos hecho los socialistas por nuestra tierra siempre está mal", aseveró.

Al concluir su intervención Patricia Alba, la vicepresidenta que hacía funciones de presidenta, Margarita del Cid, no censuró las palabras de Villena y se limitó a reprocharle a la socialista que "su comportamiento la define". "No solo ha llamado hipócrita a nuestro presidente, sino que ha aprovechado que no está"

A continuación, a la indignación de Patricia Alba se sumó la portavoz de Adelante, Teresa Sánchez, quien recordó que Villena las había llamado a ambas "flojas, cobardes, hipócritas" o les había dicho que no tenían idea "de nada", que padecen el síndrome de Alexia y que lo único que hacen es "presentar un papelito". "Si ese es su talante, pobres trabajadores de esta casa, imagino cómo habrá sido esa negociación que él dice está cerrada, aunque miente porque no todos los sindicatos han firmado su última propuesta", lamentó Sánchez para añadir que "Villena se ha convertido en el manijero de esta corporación, al igual que en la anterior lo fue Jacobo Florido".