Febrero, un mes habitualmente flojo para el mercado de trabajo, ha dejado una nueva subida del paro en Málaga, confirmando además los nefastos efectos económicos de la tercera ola de contagios. El desempleo subió en 3.431 personas para un total de 204.293 parados, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Málaga encadena ya siete meses consecutivos de incremento del desempleo (la última vez que bajó fue el pasado agosto).

La comparación interanual también sigue siendo lógicamente muy negativa, ya que febrero de 2020 fue el último mes de normalidad antes del estallido de la pandemia. Málaga presenta ahora 50.807 desempleados más que hace un año (el incremento es del 33,1%), con el dato más alto para ese mes desde el año 2014 (entonces había más de 210.000), justo cuando empezaba a dejarse atrás los más duro de la anterior crisis económica. 

La subida del paro en febrero en Málaga ha estado protagonizada sobre todo por el sector de los servicios, con 2.262 parados más, la agricultura (458) y la industria (221), mientras que la construcción fue el único segmento que redujo paro con 219 personas menos. En cambio, el colectivo de personas sin empleo anterior, que incluye a los jóvenes que buscan su primer trabajo, aumentó en 709 parados.

En cuanto al empleo, la cifra de ocupados también sigue a la baja, con una caída de 2.642 afiliados a la Seguridad Social que deja a Málaga con 591.037, según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones. En relación a hace un año, el volumen de cotizantes ha bajado en 28.004 personas (un 4,5%).

Respecto a los afectados por ERTE, la cifra en Málaga se sitúa en las 41.516 personas (7.113 más que el mes pasado), lo que evidencia que muchas empresas han tenido que recurrir de nuevo a los expedientes ante las restricciones de horaios comerciales impuestas el mes de pasado. Si en enero eran unas 7.500 empresas las que tenían un ERTE activado, ahora a cierre de febrero han sido 8.588.

Respecto a la contratación, en febrero se firmaron 41.702 altas, un 8% menos que el mes anterior y un 30,8% por debajo del nivel de febrero de 2020. Sólo 3.742 de esos contratos (un 9%) fueron de carácter indefinido.