Los Reyes Magos de Oriente han llegado este martes a la ciudad de Málaga y se han encontrado que, además de los juguetes, este año los niños de la capital les piden en una carta "salud para todos", poder reunirse y abrazar a sus seres queridos y acabar con la pandemia del coronavirus.

Así se lo ha transmitido Alicia Martín, una niña de ocho años del colegio San Manuel, quien ha leído, en representación de todos los niños de Málaga, esta singular carta a sus majestades en el palacio de la Alcazaba. "Este año no es como cualquier otro", señala la carta, en la que reconoce que "aunque todos los niños deseamos tener juguetes en la mañana de Reyes, este año queremos añadir algunas cosas que necesitamos mucho más".

A continuación, en lugar de una lista de regalos materiales, los pequeños desean "salud para todos", "poder abrazar a las personas queridas", "poder besar", "reunirnos con nuestras familias y amigos", "que se curen muchas personas que están en los hospitales" y "que se acabe la epidemia del coronavirus".

Los niños saben que "es mucho lo que os pedimos", pero confían en la magia de la noche de Reyes para "quizá muy pronto" hacer realidad estos deseos que, concluye Alicia, "estoy segura de que son los de todos los malagueños".

Los Reyes Magos han tomado cuenta de estas peticiones en un día que ha comenzado con la visita al palacio de la Alcazaba, donde han sido recibidos por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, y la concejala de Fiestas, Teresa Porras.

Desde ahí, Melchor, Gaspar y Baltasar, se han dirigido a los niños de la ciudad a través de las televisiones locales y las redes sociales del Ayuntamiento, donde han recordado a los pequeños que deben ser "bondadosos y compartir los regalos con otros niños que no tengan", "portarse bien" y "leer mucho". Este año no ha podido faltar además un mensaje a los más pequeños para el uso de la mascarilla y cuidar de las personas mayores de su entorno frente a la pandemia del COVID-19.

Esta visita en sustitución de la tradicional cabalgata, suspendida debido a la situación sanitaria, continúa por la Catedral, donde los Reyes Magos han sido recibidos por el obispo, Jesús Catalá. En la escalinata del primer templo de la ciudad, Melchor, Gaspar y Baltasar han hecho la ofrenda ante el Nacimiento allí instalado.

Oro, incienso y mirra han quedado así depositados a los pies del Niño Jesús. Mientras, la Escolanía del Orfeón Universitario de Málaga, dirigida por Mario Porras, ha interpretado villancicos.

Los Reyes Magos visitan a los niños del Hospital Materno Infantil de Málaga

Los Reyes Magos también visitaron el Hospital Materno Infantil de Málaga donde, a diferencia de años previos, como consecuencia de la pandemia de Sars-Cov2 y por razones de seguridad, no se celebró la tradicional fiesta de Reyes que organiza el centro sanitario en compañía de familiares, voluntariado y profesionales y trabajadores del centro sanitario.

Este año, el director médico del Hospital Regional Universitario de Málaga, Ismael Herruzo, formó parte de la comitiva real junto al director de la unidad de Neonatología, Enrique Salguero, y al enfermero de enlace del complejo hospitalario Antonio Benítez.

Con motivo de las restricciones por la pandemia mundial de Covid-19, la comitiva real no accedió a interior de las habitaciones por motivos de seguridad pero sí visitó las zonas comunes de las plantas de hospitalización y saludó a los menores ingresados desde el exterior de las habitaciones. Además de la distancia social, sus Majestades llevaron mascarillas y mantuvieron una correcta higiene de manos en todo momento.

Así, visitaron a los niños y niñas ingresados en distintas unidades del área de Pediatría -unidades de hospitalización pediátricas, Hemodiálisis, la UCI de Pediatría y el Hospital de Día Infantil- donde entregaron más de 150 regalos. Asimismo, visitaron el pasillo de Neonatología y las plantas de Maternidad y hospitalización de adultos llevando la ilusión a pequeños y mayores.