La Junta de Andalucía ha invertido 4,5 millones en la ampliación de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la realización de otras reformas en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.

Al mediodía de este jueves, el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha inaugurado junto al consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, los trabajos realizados. Ambos han visitado el centro, acompañados por el alcalde Francisco de la Torre, para supervisar las mejoras introducidas.

El consejero de la Presidencia subrayó que "las obras en el Clínico son de las más importantes de las realizadas en estos tres últimos años por el Gobierno andaluz" y reiteró que suponen una inversión de 4,5 millones de euros para tres actuaciones distintas.

Bendodo detalló que la nueva UCI "ha duplicado su capacidad de 18 a 36 camas e incorpora la última tecnología en confortabilidad y equipamiento".

El consejero explicó que "también se ha puesto en marcha el nuevo circuito respiratorio del Servicio de Urgencias para atender a partir de ahora a los pacientes sospechosos y confirmados de Covid 19, así como una nueva zona asistencial con 22 camas extras para dar respuesta a lo que pueda suceder en las próximas semanas y que ahora ya se utiliza como zona de vacunación contra el virus".

"Vendrán más inversiones para este y otros centros porque ahora mismo es prioritario para este Gobierno mejorar el sistema sanitario público", apuntó Bendodo en una comparecencia en la que también condenó los ataques de los seguidores de Trump al Capitolio de Washington.

Por su parte, el consejero de Salud, Jesús Aguirre recordó que en su primera reunión como consejero en el Clínico se hizo "un diagnóstico para ver la situación en la que se encontraba el hospital y mejorarla todo lo posible".

"Luego, con la pandemia, en este y otros centros hicimos un diagnóstico sobre los circuitos, como este circuito respiratorio que se ha hecho ahora y es una obra que ha venido para quedarse y diferencia a quienes son infecciosos respiratorios agudos de quienes no lo son", precisó.

El hecho de encontrarse en Málaga junto a Elías Bendodo fue usado por Aguirre para hacer una broma con la que ilustraba todas las comparecencias conjuntas realizadas en las últimas fechas con el consejero de la Presidencia: "Creo que ambos ya somos burbuja, si no somos burbuja nos falta poco", comentó el titular de Salud.