11 de enero de 2021
11.01.2021
La Opinión de Málaga
Sucesos

Dos policías nacionales evitan que una niña se arroje desde un sexto piso en Málaga

El cuerpo de la menor quedó suspendido en el aire al ser agarrada in extremis por los tobillos por un agente y su compañero le ayudó a poner a salvo a la chica

11.01.2021 | 16:13
Un radiopatrulla de la Policía Nacional.

Dos policías nacionales de Málaga han evitado que una niña de 13 años se arroje al vacío desde un sexto piso tras sufrir una fuerte crisis nerviosa en la que su madre resultó herida. Según fuentes policiales, uno de los agentes consiguió agarrar in extremis por los tobillos a la chica cuando su cuerpo había atravesado la ventana y quedó suspendido en el aire. La intervención de su compañero también fue determinante, ya que lo cogió al primero por la cintura para evitar que el impulso de la menor siguiera arrastrándolo hacia el exterior. Ambos consiguieron retroceder a la vivienda y asegurar a la niña hasta la llegada de los sanitarios.

Los hechos ocurrieron a partir de las 22.30 horas de la noche de este domingo en el sexto piso de un bloque de viviendas situado de la zona oeste de la capital. Un aviso del 061 por la supuesta agresión de una paciente psiquiátrica de 13 años a su madre convocó a una pareja de un radiopatrulla en el lugar, donde atendieron a una mujer que presentaba un corte en una mano. Esta explicó que su hija había llegado a casa muy nerviosa y que todos sus intentos por tranquilizarla fueron infructuosos. En un momento dado, la chica comenzó a autolesionarse con un trozo de cristal de un tarro de perfume que rompió en la habitación de su madre, que resultó herida al intentar impedírselo.

La mujer decidió entonces encerrar a la menor en la habitación a la espera de que llegaran los agentes, que escucharon a través de la puerta el estado de agitación de la chica. Nada más acceder los agentes al cuarto, la menor, que presentaba heridas en los brazos, corrió hacia el cuarto de baño, tomó impulso con la bañera y se lanzó por la ventana, que estaba completamente abierta. Los agentes reaccionaron inmediatamente. La siguieron de cerca y uno de ellos consiguió agarrar a la chica de los tobillos cuando ya tenía el cuerpo fuera del inmueble y evitó que cayera al vacío desde el sexto piso, mientras que su compañero lo cogió por la cintura para asegurarlo y ayudarle a retroceder y poner a salvo a la menor, que fue trasladada al Hospital Materno Infantil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook