El precio medio de los alquileres cerró 2020 con una subida del 1,4 % pero los mercados que tradicionalmente han sido los más dinámicos registraron caídas «históricas», con descensos del 5,6 % en Málaga y del 5,2 % en Sevilla. En un contexto marcado por la pandemia de coronavirus, los mayores descensos se dieron en Barcelona (9,4 % interanual), Madrid (7,3 %) y Palma (6,2 %), según los datos ofrecidos este martes por el portal inmobiliario Idealista.

Además, tras el parón sufrido entre marzo y junio pasados a causa del confinamiento domiciliario durante el primer estado de alarma, el «stock» de pisos de alquiler en el país alcanzó máximos en las últimas semanas de diciembre. De hecho, fue un 78 % superior al que se registraba a comienzos del año. El interés por cambiar de casa (la demanda) también se disparó después del confinamiento hasta crecer en el transcurso del año un 77 % en España.

Hasta 14 capitales han visto duplicar la oferta de viviendas en alquiler, y hasta 17 de ellas se encuentran por encima de la media nacional. Mientras Madrid y Barcelona acaparan la bolsa de viviendas en arrendamiento en España, en Granada, Sevilla, Málaga, Palma o Alicante el número de viviendas en el mercado de alquiler se ha duplicado en apenas 12 meses.

En el caso de la provincia de Málaga, donde Idealista tiene ahora mismo casi 13.000 anuncios (4.200 en la capital), la oferta ha crecido un 89% (un 155% en el caso de la capital). La demanda ha subido un 84% y un 110% respectivamente.

El trasvase de viviendas turísticas al mercado residencial debido ala caída de visitantes por las restricciones de movilidades uno de los grande motivos de este aumento de stok de oferta.