Málaga es la provincia española que sumó más trabajadores autónomos el pasado año, dentro de un ejercicio considerado "horrible" para el sector por la incidencia de la pandemia. De hecho, el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social (RETA) cerró 2020 a nivel nacional con 3.269.541 cotizantes, lo que supone un aumento de sólo 2.113 afiliados respecto a 2019, año en el que la cifra se incrementó casi siete veces más. Pues bien, Málaga aumentó en esas circunstancias su volumen en 2.378 autónomos, un 2% más, lo que sitúa su parque total en 122.283 trabajadores por cuenta propia.

"Sin ninguna duda, 2020 ha sido un año horrible para los autónomos. Es el peor año de afiliación desde 2012", ha denunciado este jueves el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que ha precisado que el año pasado no se perdieron afiliados autónomos gracias a la prestación por cese de actividad, a la que están acogidos más de 350.000 trabajadores por cuenta propia.

A nivel de provincias, hubo muchas que registraron caídas de autónomos, mientras que los mayores ascensos fueron el citado de Málaga, seguido de Sevilla (2.025), Alicante (1.538), Murcia y Almería (ambas con 1.286) y Cádiz (1.266).

Amor ha indicado además que el año pasado se produjeron un 20% menos de nuevas altas de autónomos, al tiempo que se redujeron las bajas por ser necesario para acceder a la ayuda por cese de actividad estar de alta en el RETA.

"El primer trimestre de 2021 será duro y se hace necesario no sólo prorrogar y mejorar las ayudas por cese de actividad ante las nuevas restricciones de la tercera ola de la pandemia, sino también articular de una vez, como han hecho otros países, ayudas directas para los autónomos", ha defendido el presidente de ATA.Sólo seis comunidades sumaron autónomos en 2020

Según el informe de afiliados a la Seguridad Social publicado por ATA, sólo seis comunidades ganaron autónomos el año pasado. Andalucía, con un crecimiento del 1,7% y 8.984 nuevos autónomos, y Murcia, con un avance del 1,3% y 1.286 nuevos autónomos, lideraron el crecimiento del RETA en 2020.

También ganaron afiliados por cuenta propia Baleares (+0,2%), Comunidad Valenciana (+0,5%), y Madrid y Navarra, ambas con un crecimiento del 0,1% sobre 2019.

Las once comunidades restantes, además de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, perdieron cotizantes autónomos en 2020. En términos relativos, los mayores descensos se los anotaron La Rioja (-1,6%), Aragón (-1,6%) y Castilla y León (-1,3%). En términos absolutos, las comunidades con mayores pérdidas fueron Castilla y León (-2.591 autónomos), Aragón (-1.648 autónomos), País Vasco (-1.429 autónomos) y Galicia, con 1.384 cotizantes autónomos menos.

Comercio y hostelería, actividades con mayores pérdidas

Por sexos, en 2020 aumentaron los autónomos varones en 4.046 trabajadores, en contraste con una pérdida de mujeres afiliadas al RETA de 1.399 cotizantes.

Por sectores, comercio (-10.086 autónomos), hostelería (-5.01s) e industria (-4.667) fueron los sectores más afectados por la pérdida de autónomos en valores absolutos.

Por contra, la construcción fue el sector donde más creció la cifra de cotizantes autónomos, con 7.127 empresarios más que en 2019. Le siguen las actividades profesionales, científicas y técnicas, 3.874 emprendedores más que a cierre de 2019.

Por su parte, las actividades sanitarias (+2.714 autónomos) y las relacionadas con información y comunicación (+1.754 autónomos) también registraron crecimientos en 2020.