La Junta de Gobierno Local ha aprobado hoy disponer el inicio de la licitación, por adjudicación de la oferta económica más ventajosa, mediante un procedimiento abierto para la concesión demanial de una parcela municipal en el distrito de Teatinos, en concreto se trata de una residencia de estudiante en El Cónsul, en la calle Píndaro, de la que este periódico ya ha informado en diversas ocasiones. Es la segunda vez que sale a licitación pública este suelo, lo que ocurrió por primera vez en enero de 2020, aunque entonces quedó desierto el procedimiento debido a que se ofrecían 37 años de concesión demanial y las empresas quieren un periodo mayor de adjudicación para poder rentabilizar su inversión.

La parcela en sí es de titularidad municipal y cuenta con una superficie de 2.699 metros cuadrados y una edificabilidad máxima de 6.747,5 metros cuadrados de techo a alcanzar mediante la tramitación de un estudio de detalle. La parcela se ubica en calle Píndaro, 16 esquina avenida de Parménides, 16-18. Por tanto, hoy ha recibido el pliego de condiciones técnicas, jurídicas y económicas-administrativas el visto bueno del equipo de gobierno. Este es el documento por el que se regula esta concesión.

El pliego, ha informado hoy el Consistorio, contempla un plazo de concesión de 75 años (se ha ampliado el periodo concesional respecto al pliego publicado en enero de 2020, cuando quedó desierta esta licitación) y un canon, que constituye el presupuesto base de la licitación, de 4.645.454 euros en pago único prepagable a abonar con anterioridad a la normalización de la concesión y en referencia a la duración y la edificabilidad máxima. El canon, por cierto, se dobla, ya que el anterior era de 2,47 millones de euros.

Además incluye la obligación de tramitar un estudio de detalle a fin de definir las condiciones definitivas de la ordenación y la edificación para alcanzar el techo propuesto de 6.747,50 metros cuadrados.

Según la consultora Savills Aguirre Newman, la ciudad contaba en enero de 2020, cuando se hizo la primera licitación, con 1.200 plazas en residencias de estudiantes y la capital necesita crecer, como mínimo, hasta las 2.400, es decir, doblar la oferta disponible. Ello se debe, por tanto, a la demanda existente y no sólo de estudiantes de los grados y postgrados de la Universidad de Málaga, sino también a Eade, la universidad privada, o para aquellos que vienen a la capital para aprender español, unos 17.000 cada verano, o quienes cursan aquí los cursos de Formación Profesional.

La mayoría de residencias de estudiantes se concentran en Teatinos y el tamaño medio de los centros es de 163 plazas. La ocupación se sitúa al 82%, siendo en algunos casos del 100%. El informe de la consultora señalaba que, de cualquier modo, había, en agosto de 2019, seis nuevos proyectos de residencias de estudiantes que deben incorporarse a la ciudad en 2021/2022, que suman 906 plazas y basta leer la multitud de empresas interesadas en montar residencias de estudiantes sobre todo en Teatinos.

Así, Urbanismo adjudicó en mayo de 2020 la concesión demanial de una parcela de Louis Pasteur al Grupo Coremsa para desarrollar un centro privado de Formación Profesional y una residencia de estudiantes. Así, la empresa abonará un canon superior a los 1,91 millones de euros por la concesión demanial durante 37 años de este suelo estratégico, ubicado en la zona de Bizcochero Capitán. La concesión, de hecho, podría ser prorrogada hasta los 75 años. El suelo en cuestión tiene una superficie de 5.550 metros cuadrados y una edificabilidad casi idéntica pudiendo llegar la construcción hasta los 5.570 metros cuadrados. Cabe además destinar entre un 25% y un 35% del suelo a una residencia de estudiantes. El precio inicial de licitación era de en torno a 1,6 millones de euros.