El Ayuntamiento de Málaga celebró ayer la Comisión Especial de Cuentas en la que se aprobó la Cuenta General correspondiente a 2019, que se ha cerrado con saldo favorable y con mejoras en la gestión económica y financiera. Así, la Cuenta General pone de relieve que el Consistorio en dicho ejercicio mejoró las ratios de solvencia, tesorería, liquidez y consistencia y disminuyó las de deuda a largo plazo y endeudamiento, según una nota de prensa. El indicador de solvencia, que relaciona el activo total con la deuda, se situó en el 500%, lo que quiere decir que el activo - patrimonio con el que cuenta el Ayuntamiento - es 5 veces superior a la deuda contraída.

La cuenta de resultados en términos consolidados de todas las áreas, organismos, empresas municipales, las fundaciones y el consorcio, ha vuelto a arrojar un saldo favorable de 74,45 millones de euros, más de 10 millones superior a la de 2018. Asimismo, el balance de situación, el activo y el pasivo consolidado del sector público del Ayuntamiento, asciende a más de 3.370 millones de euros, lo que supone un incremento de más de 110 millones con respecto al año anterior. Por capítulos, respecto a los ingresos consolidados, éstos fueron de 832,82 millones, con un crecimiento en torno al 4,3%, justificado fundamentalmente por el aumento en el apartado de ventas en gran parte por el IMV.