El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, aseguró ayer que ha enviado cartas a una docena de empresas británicas para que ayuden al Cementerio Inglés a superar el mal momento que atraviesa, después de anunciar la fundación que lo gestiona que no abrirán de lunes a viernes. «Estaremos ahí», dijo, siempre que no lleguen aportaciones de esas compañías. Eso sí, el regidor malagueño fue claro y espera que las cartas enviadas a 12 o 13 empresas británicas den sus frutos, ya que «la sociedad inglesa es un ejemplo en cuanto a colaboración público-privada». Asimismo, destacó De la Torre que el Consistorio ha hecho desembolsos fuertes de dinero para arreglar los muros y otro proyecto en la Cañada de los Ingleses.