El Área de Comercio y Vía Pública del Ayuntamiento va a emitir las nuevas liquidaciones de la tasa de ocupación de la vía pública y los propietarios de los 52 puestos de Navidad del Paseo del Parque, que habían alertado de caídas muy pronunciadas en cuanto a facturación y ventas por la pandemia, sólo habrán de pagar por las horas y los días que estuvieron abiertos, una solución similar a la que se ha adoptado, por ejemplo, con los negocios hosteleros y sus terrazas. Por cierto, que ello también afecta a los vendedores ambulantes.

Así, explicó Elisa Pérez de Siles, titular de estas áreas y portavoz del PP, se descuentan para los puestos navideños, que son ahora 52, «los días de aprovechamiento privativo de la vía pública para montajes y desmontajes: todos los años se cobran, este año se han excluido; se descuentan también las horas en las que no se ha podido llevar a cabo la explotación comercial por limitaciones/restricciones horarias». «Se hace una regla de tres calculando el precio del aprovechamiento por hora», indica. «Estamos trabajando con total empatía cualquier opción de ayuda, teniendo en cuenta las limitaciones de los marcos regulatorios, algo que sería fácil si el Gobierno hubiese atendido la petición de flexibilización de la Ley General Tributaria y Ley de Haciendas Locales. Lo llevamos pidiendo mediante carta del alcalde, mociones plenarias, etcétera, desde el inicio de la pandemia: hasta el momento, el Gobierno ha hecho oídos sordos».

Tampoco se cobrará la tasa a los vendedores ambulantes de sectores obligados al cierre durante el nivel de alerta cuatro, grado dos, decretado por la Junta. El primer recibo que se pasará al cobro, el día 1 de junio, ya aparecerá con la aplicación de estas bonificaciones. La medida se añade a la supresión de cuotas durante el estado de alarma, lo que conllevó que el Ayuntamiento dejase de ingresar y, por tanto, en manos de estos comerciantes, 122.883 euros. Además, se suma a la reducción de un 50% de la tasa durante los periodos en los que se ha limitado a la mitad el número de licencias que podían trabajar.

Además, se han flexibilizado las condiciones que establece la ordenanza para la renovación de licencias, de modo que la justificación de estar al corriente de pagos solo afectará al año 2019 y no se tendrá en cuenta el ejercicio 2020, debido a las dificultades económicas que han padecido en este año marcado por la pandemia, muchos titulares de puestos de venta ambulante.

Por otro lado, 2.572 hosteleros y comercios habían presentado hasta el mediodía del miércoles solicitudes para percibir las ayudas directas de hasta 3.000 euros del Consistorio, que ha destinado cinco millones de euros a esta iniciativa.