Carmen ya no se da sus largos paseos por el barrio, no hace recados, ni baja a hacer la compra. Ya no se para, ni siquiera, a saludar a las vecinas. El miedo le tiene paralizada y, en consecuencia, ha dejado de lado muchas de sus actividades diarias que la hacían feliz. La pandemia ha cambiado nuestras rutinas, pero las personas mayores se están llevando la peor parte y con la intención de prevenir el contagio de la COVID-19, la soledad está resultando devastadora.

Fundación Harena trabaja para combatir el sentimiento de soledad en Málaga a través del programa Soledad 0 – Vida 10 y tiene la solución para combatir esta pandemia silenciosa: la compañía a través del voluntariado malagueño. Se necesitan voluntarios/as urgentemente para romper con la monotonía que están sufriendo las personas mayores. El objetivo principal en estos momentos es atenuar la tristeza y devolverles la esperanza de que algún día regresará la ansiada normalidad.

Dolores, junto a la voluntaria Cristina.

¿Qué podemos hacer? Es muy sencillo, solo se necesita un poco de tiempo libre y ganas de compartirlo y disfrutarlo con una persona mayor. Existen dos opciones muy flexibles para hacer voluntariado. Por un lado, puede ser presencial, mediante una visita semanal de dos horas, o telefónico, con dos llamadas semanales.

Los beneficios son inmensos y las actividades que se llevan a cabo son muy sencillas: charlar de temas diferentes, disfrutar de hobbies parecidos, recordar anécdotas del pasado, compartir impresiones de una película o un libro y un largo etcétera. El objetivo es aliviar el sentimiento de soledad, la preocupación y el miedo actual, dándoles el cariño y el afecto humano que les pueda faltar en estos momentos.

Ser voluntario

Para inscribirse solo hay que mandar un email a voluntariado@fundacionharena.org solicitando información, llamando al 951 777 001 o por Whatsapp al 671 066 844.