La Junta de Andalucía está trabajando, en estos momentos, para impulsar al fin la olvidada transformación del Convento de la Trinidad de Málaga. El Gobierno andaluz pretende convertirlo en un complejo polivalente que tendrá como uso principal «un centro cultural ciudadano».

De este modo, la celebración de actividades culturales de todas las disciplinas conviviría con una dimensión social que pondría en estrecha relación a este Bien de Interés Cultural (BIC) con el popular barrio malagueño en el que está ubicado desde el siglo XVI.

Igualmente, sin perder de vista otro proyecto que ya había anunciado en fechas anteriores, la Junta de Andalucía se nutrirá de una parte del inmueble para acometer la ampliación del vecino Archivo Histórico Provincial.

La intención del Ejecutivo autonómico ahora es no dar marcha atrás y afrontar cuanto antes la construcción de este equipamiento cultural. De hecho, se trabaja para que, en las próximas fechas, sea encargado el proyecto y se inicie de ese modo el desbloqueo de una de las asignaturas pendientes históricas de la Junta de Andalucía en la capital malagueña.

Si esta vez fructifica la recuperación de esta joya arquitectónica con medio milenio de antigüedad, se pondría fin a una entelequia que se ha prolongado durante más de dos décadas a través de un sinfín de proyectos frustrados que le fueron atribuidos sin éxito al Convento de la Trinidad, con la revitalización de este castigado y casi céntrico barrio de la capital malagueña como objetivo añadido.

Atrás quedan en el tiempo hipotéticos equipamientos culturales y sociales para los que se llegó a hablar, durante los anteriores gobiernos socialistas de la Junta de Andalucía, del Museo Arqueológico que luego rescató del olvido el alcalde Francisco de la Torre; el Parque de los Cuentos; la Biblioteca Pública del Estado; o un centro cultural y social de usos múltiples, que recuerda a la actual propuesta.

Luego, en cuanto llegó el Partido Popular al Gobierno andaluz, el último planteamiento que manejaba el PSOE -un centro multidisciplinar para jóvenes creadores- viró hacia otra idea que también había sonado hace algo más de un lustro, la de un Museo de la Arquitectura y el Diseño que, finalmente, también fue desechado.

Según explicaron fuentes del Gobierno andaluz, en estos momentos se están sentando las bases y terminando de definir los contenidos y usos que tendrá la transformación planteada para el Convento de la Trinidad.

En las últimas fechas se han producido visitas al enclave trinitario de técnicos y dirigentes de la Junta de Andalucía, como fue el caso de la protagonizada hace unas semanas por el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz del Partido Popular y Ciudadanos, el malagueño Elías Bendodo.

Al ser preguntado por los planes del Ejecutivo Autonómico para el emblemático convento trinitario, Bendodo señaló que en este conjunto de edificios históricos «albergará un centro cultural ciudadano y, además, hay metros cuadrados suficientes de superficie para satisfacer las aspiraciones de todas las administraciones».

Al expresarse en estos términos, el portavoz del Gobierno andaluz tendría presente, cuando menos, la exhibición de fondos arqueológicos a las que se refirió, en su momento, el alcalde Francisco de la Torre. O, incluso, el uso de una zona por parte de la propia Junta de Andalucía para la ampliación del Archivo Histórico Provincial, situado en sus inmediaciones.

Aunque no quiso desvelar más detalles sobre todos los usos que se le darán al enclave, Elías Bendodo sostuvo que, además de importantes proyectos como el metro o el tercer hospital, «el Convento de la Trinidad y la solución urbana al río Guadalmedina son los dos grandes retos para el futuro a los que se enfrenta el Gobierno andaluz en la ciudad».

«Conocemos muy bien las deudas históricas contraídas con Málaga por los anteriores gobiernos socialistas porque las hemos estado reclamando y denunciando durante muchísimos años; como las conocemos, ahora tenemos la suerte de poder trabajar para solucionarlas», subrayó el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz de PP y Cs.