Las innovaciones fruto de la investigación realizada en el seno del Sistema Sanitario Público de Andalucía se han dado a conocer estos días en el Foro Transfiere, una cita de referencia en el sector de la I+D+i que se celebra hasta este jueves en Málaga y en la que la Consejería de Salud y Familias, a través de la Fundación Progreso y Salud, encargada de impulsar y promover la investigación en la sanidad andaluza.

Así, la Oficina de Transferencia de Tecnología del Sistema Sanitario Público de Andalucía (OTT-SSPA) ha mostrado el potencial tecnológico e innovador de las investigaciones que realizan los casi 4.500 profesionales que desarrollan actividades de I+i.

En este sentido, se ha habilitado un estand para dar a conocer la oferta tecnológica y los recursos de investigación que ofrece el sistema sanitario de Andalucía, y los profesionales de la Oficina de Transferencia de Tecnología han mantenido diversas reuniones bilaterales con empresas biotecnológicas interesadas en el potencial andaluz.

El director de la oficina, Javier Montero, ha participado en una conferencia en la que ha dado a conocer la Aceleradora de Productos Sanitarios de la Consejería de Salud y Familias, una iniciativa en colaboración con otras entidades públicas andaluzas puesta en marcha hace ahora un año en el marco de la pandemia por el nuevo coronavirus.

Esta plataforma, abierta, innovadora y colaborativa, surgió para ayudar a profesionales sanitarios y a la industria en la identificación, diseño y desarrollo de nuevos productos para la lucha contra la COVID-19. Desde que vio la luz, cuenta con datos de más de 500 empresas, la evaluación de casi medio centenar de prototipos y el desarrollo de otros tantos de especial relevancia, como el respirador 'Andalucía Respira' o pantallas faciales con más de cuatro millones de unidades vendidas.

'Andalucía Respira', de hecho, ha tenido también su espacio en este Foro Transfiere, en el que Víctor Muñoz, catedrático de Ingeniería de Sistemas y Automática de la Universidad de Málaga (UMA), ha expuesto el desarrollo de uno de los últimos exponentes de innovación en Andalucía, como es el respirador, surgido del esfuerzo colaborativo entre la institución universitaria, el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima) y la Fundación Progreso y Salud.