La Policía Local de Málaga investiga a un conductor al que ha sorprendido circulando ebrio dos veces en apenas 48 horas. Según ha informado este jueves el cuerpo municipal, la primera actuación tuvo lugar a primera hora de la madrugada del pasado 17 de abril, cuando se recibió una llamada a la Sala 092 en la que se informaba de que se estaba produciendo una discusión entre una pareja en la calle Diego de Vergara, en la zona de la Trinidad.

Una patrulla de policías locales se personó en el lugar y se entrevistó con las partes, que manifestaron que no ocurría nada. El varón, que presentaba síntomas de embriaguez, aseguró que se marcharía con un amigo. Sin embargo, minutos después, los agentes circulaban por la calle Eugenio Gross y se cruzaron con el individuo conduciendo un Peugeot 206, por lo que accionaron los dispositivos luminosos y acústicos del vehículo patrulla y le hicieron indicaciones para que detuviese la marcha del vehículo, hecho que se produjo en la calle Séneca.

Los policías corroboraron que el conductor mostraba signos inequívocos de encontrarse bajo la influencia de bebidas alcohólicas. Fuerte olor a alcohol en el aliento, habla titubeante y el rostro rojo fueron algunos de los síntomas por los que le comunicaron que lo iban a someter a la prueba de alcoholemia. Ya en las dependencias del Grupo de Investigación de Accidentes y Atestados (GIAA) arrojó un resultado positivo de 0,82 y 0,80 miligramos de alcohol por litro de aire espirado (mg/l) en primera y segunda prueba respectivamente.

Unas 48 más tarde, a primera hora de la madrugada del domingo al lunes 19 de abril, una patrulla de la Policía Local de Málaga interceptó al conductor, en este caso cuando circulaba por el Camino de Suárez hacia la avenida Valle Inclán. Al comprobar que podía circular en estado de embriaguez y que estaba incumpliendo las restricciones del toque de queda, los agentes le dieron el alto y lo trasladaron de nuevo las dependencias del GIAA. Allí arrojó sendos positivos de 0,83 y 0,74 mg/l en las pruebas a las que fue sometido por el procedimiento de aire espirado.

En ambos casos, el vehículo fue inmovilizado y trasladado al depósito municipal de vehículos, siendo informado el conductor de que no podría hacer uso de vehículo a motor o ciclomotor mientras no desaparecieran las causas que motivaron las inmovilizaciones. En ambos casos se le leyeron al conductor los derechos como investigado no detenido como presunto autor de sendos delitos contra la seguridad vial por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, quedando citado para comparecer ante la autoridad judicial.

Balance marzo

A lo largo del pasado mes de marzo, el GIAA de la Policía Local de Málaga llevó a cabo un total de 55 pruebas de alcoholemia por diversos motivos, tales como conducción anómala, implicación en accidente, infracciones de tráfico, etcétera, a conductores que presentaban síntomas de las que 18 arrojaron un resultado positivo administrativo y 37 un positivo penal. Asimismo, los policías practicaron un total de 6 pruebas de detección de drogas, de las que 5 dieron lugar a denuncias administrativas por 1 penal, siendo las sustancias detectadas: cocaína en 3 ocasiones, cannabis en otras 3, metanfetaminas en 2 y anfetaminas en 1 caso.

En cuanto a los datos relacionados con controles de alcohol y drogas, en los 20 controles de vehículos llevados a cabo a lo largo del mes de marzo por policías locales del GIAA se controlaron un total de 1.349 vehículos, de los que se realizó la prueba a 436 conductores, de los que 328 dieron 0,0 mg/l, 79 un índice menor a 0,25 mg/l, 26 fueron denunciados administrativamente y 3 penalmente.

Sumando las pruebas realizadas en los controles y el resto, fueron 1.404 los vehículos controlados a lo largo del pasado mes de marzo, realizándose la prueba de alcoholemia a 491 conductores, de los que 42 dieron positivo administrativo y 40 penal; así como 16 de drogas, con 4 positivos administrativos y 1 penal.

En los 41 positivos penales por conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas se instruyeron las pertinentes diligencias en dependencias del GIAA por la presunta autoría de delito contra la seguridad vial.