La Gerencia Municipal de Urbanismo acogerá mañana jueves una mesa de contratación en la que se van a adjudicar las obras de hasta siete proyectos, algunos de ellos de gran significación para la ciudad, valorados en más de 12,4 millones de euros, ha informado hoy el edil de Ordenación del Territorio, Raúl López.

Van a ser objeto de adjudicación el servicio de obras urgentes en inmuebles municipales, por 200.000 euros; el proyecto de ejecución de soterramiento de la línea 66 KV D/C unificada Ramos-Viso entre los apoyos 46 y 37 en el T.M. de Málaga, por 1.975.703,61 euros; el proyecto de renovación urbana de calle Carretería, por más de cinco millones de euros; el proyecto de encauzamiento del arroyo Rebanadilla, en Campanillas, por 911.944,30 euros; la separata del proyecto de urbanización reformado del sector Peri PT.6 'Carril de Orozco', por 1.380.990,28 euros; las obras del proyecto de reparación de muro en la calle Joaquín Gaztambide, por 115.702,48 euros y las obras del Parque de San Rafael, su cuarta fase, por más de 2,83 millones de euros.

El edil ha indicado que se trata de obras que entrarían dentro de lo que se conoce como licitaciones anticipadas, es decir, se tramitaron administrativamente en 2020, año de la pandemia con numerosas restricciones y un confinamiento, y ahora, una vez qu ese han aprobado las cuentas del Consistorio para 2021, se efectúa la correspondiente mesa de contratación para su adjudicación, dado que ya se han abierto las diversas plicas técnicas, económicas y de similar naturaleza en trámites anteriores.

Un total de 31 empresas están interesadas en ejecutar el proyecto de semipeatonalización de la calle Carretería. El plazo de ejecución es de 18 meses. El proyecto busca dar mayor protagonismo al peatón. De hecho, el espacio para tráfico rodado se reduce a la mitad, desde los 6.000 metros cuadrados actuales a 3.000 (superficies aproximadas), lo que supondrá reducir la intensidad media diaria del tráfico desde los 6.400 coches también a la mitad.

Se busca, según las fuentes, «una reordenación interior, cambiar la imagen urbana de la vía para favorecer el tránsito peatonal y reducir la emisión de dióxido de carbono con la instalación de elementos verdes y captadores de CO2». Habrá, asimismo, áreas peatonales y carriles bici, «se limita la intensidad del tráfico y se reduce e impide el tráfico de paso», además de actuar y «poner en valor» los puntos singulares. Las líneas de trabajo son «incorporar estructuras verdes y sostenibles, el calmado del tráfico y un mayor uso peatonal, ganando espacio al tráfico».

Las dos calles tendrán una plataforma única, es decir, aceras y calzada contarán con la misma altura, aunque el pavimento central se diferenciará del de las zonas peatonales; se seguirán criterios de accesibilidad universal y se usarán materiales absorbentes, fotocatalíticos y fonoabsorbentes. La superficie total de actuación es de 10.000 metros cuadrados.

En cuanto al parque de San Rafael, son 21 empresas las que optan a ser adjudicatarias de las obras. Este proyecto se une a los ya realizados en las anteriores etapas gracias a las cuales se ha creado el Panteón de la Memoria Histórica y su acceso, dos parques infantiles, una plaza, un jardín mediterráneo, así como la primera, la segunda y la tercera fase del parque, alcanzando una inversión ya ejecutada de más de 2.870.000 millones de euros.

Con estas actuaciones, que una vez adjudicadas tendrán un plazo de ejecución de 6 meses, se completa la creación de este parque situado en Cruz de Humilladero y que cuenta con una superficie total de 68.000 m2.

En esta cuarta fase las actuaciones se centran sobre una superficie total de 45.000 metros cuadrados que consolidarán a este espacio como un gran parque urbano y que comprenden la ejecución de la superficie de césped de gran parte del parque, de la balsa central proyectada y de la plaza escenario, así como la finalización de la zona deportiva.