El aeropuerto de Málaga-Costa del Sol acaba de recibir la certificación del programa de Acreditación de Salud Aeroportuaria que gestiona el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI), iniciativa que evalúa el cumplimiento de las medidas sanitarias recomendadas por ACI, la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA), el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) y las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Todas ellas están alineadas, a su vez, con los objetivos del Plan de Recuperación Operativa que Aena lanzó en abril de 2020 y que se ha implementado en todos los aeropuertos de la red. El director del aeropuerto malagueño, Pedro Bendala, destacó el trabajo realizado conjuntamente con aerolíneas y autoridades sanitarias y aeronáuticas, tanto españolas como europeas, para garantizar la seguridad de los pasajeros y activar la confianza a volar de nuevo.