En los últimos años, los comercios de la ciudad se han reinventado para adaptarse a la gran oferta turística. Aunque no todo está orientado al turismo, hay lugares en la Málaga ‘hipster’ para los habitantes de la ciudad; y para todo tipo de gustos. Desde comida orgánica a cerveza o pasta artesanal. Todo elaborado en la provincia.

Tapería Orgánica Astrid

Este bar de tapas orgánicas situado en pleno Centro, tiene como objetivo servir platos originales y sabrosos de temporada. En esta tapería no cuentan con freidora, ya que su cocina se basa en alimentos ecológicos y de temporada. «En nuestro restaurante huimos de artificios, de salsas que enmascaran los productos y respetamos la materia prima», dicen.

Sus productos son nacionales: la fruta y la verdura son de la zona de Guadalhorce. La carne proviene de una granja de pollo, pavo y ternera ecológica de Sevilla. Los lácteos y productos secos como el arroz, las legumbres o los cereales nos llegan desde Galicia, Madrid y Barcelona con un certificado orgánico.

La carta de Tapería Astrid fusiona los sabores característicos de la dieta mediterránea con los asiáticos característicos de los platos coreanos.

Taperia Orgánica Astrid.

La Madriguera

Hace un año, Ramón y Manu decidieron abrir en la calle Carretería un lugar para la cerveza artesanal. La Madriguera Craft Beer es una cervecería craft con cocina experta dirigida por estos dos hermanos malagueños.

Estos emprendedores ofrecen un pequeño espacio de cerveza, buena comida y música en directo. A veces también tienen catas de cerveza.

La Madriguera dispone de 7 grifos de cerveza y variedades de cerveza local, nacional e internacional.

La Madriguera Craft Beer, en la calle Carretería. La Opinión

Recyclo Bike Café

Esta cafetería, situada en la plaza de Camas, es un local que parece una bar común, pero tiene algunas bicicletas atadas en la puerta, colgadas del techo y las paredes. En Recyclo Bike Café apuestan por usar más las bicis, y por ello ofrecen descuentos a cualquier persona que se acerque al local en ella.

La mitad del local es un taller donde arreglar tu bici, y la otra mitad tiene una carta llena de opciones saludables, comidas saladas, cervezas artesanales y desayunos espectaculares.

Spago’s

Spago’s se trasladó desde Venecia a Málaga, para llevar el sabor de la tierra italiana al mundo. En la calle Calderería, este pequeño y acogedor restaurante elabora pasta fresca hecha por ellos mismos y se realiza según la segunda tradición: trefilando a bronce un empaste de harina de trigo duro, compuesto al huevo y agua. Todo ello made in Italy 100%.

Spago’s apuesta por la sostenibilidad, por ello sirve la pasta sobre contenedores y platos compostables y biodegradables.

Spago's La Opinión.

La Tarta de la Madre de Cris

En el número 56 de la famosa calle Granada encontramos la tienda «La tarta de la madre de Cris». Un comercio familiar de origen granadino, dedicado única y exclusivamente a la venta de tartas de queso.

«Este es el resultado exitoso de mezclar materiales de primera calidad con una elaboración artesanal diaria y mucho amor», asegura su creadora.

En «La tarta de la madre de Cris», elaboran una tarta artesana, hecha a diario con materias de primera calidad, sin conservantes, ni colorantes.

Una de las principales técnicas de marketing para promocionar un nuevo producto es dar una muestra gratuita.

Santa Canela Café

Santa Canela es un santuario cafetero. Ubicado en la esquina de Trinidad Grund y Tomás Heredia, en el Soho de Málaga; y también cuentan con un local en la plaza de Camas.

Aunque ahora se llama Santa Coffee, en honor a la evolución que ha tenido su negocio. En Santa Canela, cuentan con tostador propio y un aula de formación, tanto para profesionales como para amateurs, donde imparten talleres de iniciación a la cata, cómo preparar un buen café en casa o de latte art (dibujar con la crema de la leche).

Y es que, en este espacio además de degustar una excelente bebida, puedes también aprender sobre las distintas variedades del mundo e iniciarte como barista, que ofrecen dentro de su Laboratorio.

Apuestan por los productores, sin pasar por intermediarios, y venden café en grano o molido para llevar a casa.

«Brindamos a los granos en verde un tueste medio, para potenciar las dos virtudes del café: el dulzor y la acidez», dicen sus creadores.

La tienda ecológica BioMilanés. L. O.

Una despensa ecológica en la ciudad

Málaga es una despensa ecológica, que ofrece sabrosos, saludables, de temporada y promueven la economía local, si los consumimos de kilómetro cero. Biomilanés es una familia de agricultores con producción propia. Ellos son la cuarta generación con una explotación ecológica de 30.000 metros cuadrados en Cártama donde cultivan frutas y verduras y envasan algunos productos de elaboración propia como el dulce de pimiento, la crema de calabacín o pisto. Disponen de varias formas de comercialización. Por un lado, tienen puntos de venta directa en Málaga capital, en Fuengirola y en Pizarra. También atienden a domicilio tras hacer el pedido online en su web cubriendo las zonas de Málaga, Cártama, Alhaurín y también de Torremolinos a Estepona y de La Cala del Moral a Vélez Málaga. Cuentan también con tiendas online y se reparten a domicilio; desde verduras y fruta eco, vinos, huevos, crema de cacao, aceites, entre otras. Por su parte, la Familia Hevilla tiene su finca de más de 15 hectáreas en el Valle del Guadalhorce. En sus tierras, divididas entre secano y regadío nacen olivares, cereales, legumbres, verduras, frutas y subtropicales, entre otros cultivos. En cuanto a la manera de poder disponer de sus productos esta familia ha pensado en todo. Los lunes andan por el huerto de Coín y atienden con cita previa y los fines de semana participan en los mercadillos de la Asociación Guadalhorce Ecológico. También reparten a domicilio hasta 25 kilómetros y con pago del porte. Otro productor que se ha saltado los intermediarios es Bobalén Ecológico. Tiene sus tierras de cultivos en Pizarra. El 75 por ciento de productos frescos son de producción propia.