La Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA) ha aprobado diez actuaciones para la mejora de la eficiencia energética en 147 viviendas públicas en alquiler de su titularidad en el centro de la capital, con una inversión prevista de 2.752.552 euros. Para su ejecución, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha obtenido fondos europeos del programa de ayuda a la recuperación denominado React EU.

En toda Andalucía son un total de 23 actuaciones proyectadas sobre 624 viviendas públicas, con un presupuesto total de 12,6 millones de euros, han precidado desde la Junta en un comunicado.

Las fincas malagueñas a las que irán destinadas estas obras se localizan en las calles Yedra nº 8 con ocho viviendas; Tiro nº 13 con diez viviendas; Zamorano nº 58 con diez viviendas; Altozano 11, 13 y 15 con 52 viviendas; Gómez de Salazar nº 21 con diez viviendas; Lemus nº 5 con otras diez; Cerrojo nº 44 con seis viviendas más; calle Jara nº 35 con once viviendas; Agustín Parejo nº 10 con otras 13 y el edificio de Canoa nº 4 y Bustamante, 2, con las 17 viviendas restantes.

En todos los casos, las obras previstas tienen como objetivo actuar sobre los elementos comunes de los edificios para mejorar la eficiencia energética, a fin de reducir el consumo de energía en las viviendas y contribuir así a la lucha contra el riesgo de pobreza energética y la exclusión social.

Las actuaciones previstas en esta operación cumplen los objetivos del Programa Operativo Feder en Andalucía 2014/2020, entre otros el de favorecer una economía baja en carbono, que también se encuentra entre las metas que persigue el Plan de Mejora y Mantenimiento del Parque Público Residencial de AVRA, al que van dirigidas las 23 actuaciones programadas. Ese plan impulsa la eficiencia energética mediante actuaciones en la envolvente de los edificios, fachadas, cubierta y ventanas principalmente, y el uso de la energía térmica en las viviendas.

Concretamente, atendiendo a las patologías detectadas en cada uno de los edificios donde se va a intervenir, además de acometer las reparaciones que sean necesarias, se abordarán acciones encaminadas a reducir los consumos energéticos, tales como mejorar el aislamiento de las fachadas, sustituir las ventanas y persianas, aumentar la estanqueidad de las cubiertas aplicando materiales más resistentes, incorporar a los edificios instalaciones de energía solar térmica y colocar sistemas de ventilación con recuperación de calor.

Las obras proyectadas, que fueron aprobadas por el Consejo Rector de AVRA el pasado 26 de mayo y han obtenido posteriormente la financiación, se irán licitando en los próximos meses, con el objetivo de que puedan estar ejecutadas en el plazo establecido para ello, que finaliza el 30 de junio de 2023.

La ejecución de estas obras será posible con fondos del programa de Ayuda a la Recuperación para la Cohesión y los Territorios de Europa (React-UE), que contempla recursos destinados a favorecer la reparación de la crisis motivada por la pandemia del COVID-19 y sus consecuencias sociales y preparar una recuperación en clave verde, digital y resilente de la economía en Europa.

Los retos que persiguen estos fondos se resumen en la reducción del consumo de energía mediante el ahorro y el incremento de la eficiencia energética, el apoyo a la inversión en materia de rehabilitación de edificaciones, instalaciones e infraestructuras que promuevan el aprovechamiento de las fuentes de energía renovable.

Asimismo, se pretende con estas ayudas reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) asociadas al consumo de energía fomentando el autoconsumo, e impulsar la rehabilitación energética del parque de viviendas, con especial atención en aquellas zonas en situación de especial vulnerabilidad social.