Room Mate, la cadena de Kike Sarasola, tenía previsto explotar un hotel de cuatro estrellas en los terrenos que ocupó históricamente el edificio que acogía al Cine Andalucía, en calle Victoria, justo enfrente del solar del Astoria-Victoria. Sin embargo, la noticia ha saltado hoy después de que fuentes del sector inmobiliario hayan confirmado a este periódico que la dueña de los terrenos del cine Andalucía, la empresa Inversiones y Adquisiciones de Hoteles SL, de origen sevillano, haya vendido ese terreno a una empresa vinculada al grupo societario de la familia del central del Fútbol Club Barcelona Gerard Piqué. La idea es construir allí un hotel de cinco estrellas gran lujo que explotaría Meliá (que aún está en negociaciones para hacerse cargo de la gestión de ese establecimiento). La única compradora no ha sido la empresa de Kerad Holding, sino que hay otras tres sociedades mercantiles o socios los que han participado en esta enajenación. Es decir, hay cuatro empresas compradoras, una de ellas la de la familia de Piqué.

La venta ha sido debida a que los años de pandemia lo han puesto complicado para el desarrollo que se quería hacer en un primer momento. En ese solar, de hecho, han sido localizados restos de musulmanes y cristianos, coincidiendo con la época de la conquista de la ciudad. Al ser extramuros de la ciudad medieval, es habitual que se hicieran enterramientos en fosas fuera del municipio.

De cualquier forma, las fuentes consultadas, dos diferentes que han confirmado la noticia, indican que la compraventa se cerró la pasada semana y que, incluso, antes de esta se había cerrado otra operación con un fondo, que se deshizo en el último momento. Hay otras conocidas cadenas hoteleras que se interesaron por gestionar el futuro hotel y que se han caído de la carrera en las últimas semanas. El caso es que esta compraventa se cierra entre Inversión y Adquisición de Hoteles y una sociedad vinculada al grupo de la familia de Gerard Piqué por 20 millones de euros. Luego, claro, habrá que construir el hotel, que gestionará, si las negociaciones en este caso concreto de la explotación llegan a buen puerto, Hoteles Meliá y que será de cinco estrellas gran lujo, una estrella más del que se había previsto inicialmente. Las negociaciones han durado dos meses y medio.

Fuentes del sector inmobiliario indicaron que esto mejora sensiblemente la oferta hotelera del sector cinco estrellas gran lujo de la ciudad, ya que las cuatro estrellas sean posiblemente la categoría con más establecimientos en la ciudad.

El edil de Ordenación del Territorio, Raúl López, ha indicado que, si se confirma la noticia, "es fantástico para Málaga, porque esa operación se hace en un solar estratégico, en la falda de Gibralfaro y la Alcazaba, frente a la pastilla del Astoria, con lo que la manzana se reconfigurará como un espacio más importante de lo que era antes". Asimismo, ha indicado que "el hecho de que empresarios de esta talla se fijen en la ciudad posiciona a Málaga a la altura de las grandes ciudades de España para invertir, ya estamos junto a Madrid y Barcelona. Esto obedece a la trayectoria de Málaga en los últimos años, y ocurre en ciudades con capacidad de desarrollo e inversión notables, con ciudades dinámicas. Además este se suma a otros proyectos de ciudad y mejora la oferta en cinco estrellas gran lujo".

Sin ir más lejos, la Gerencia Municipal de Urbanismo aprobó en febrero la documentación técnica para el cumplimiento del condicionante establecido para la fase 2B de la licencia concedida el 18 de julio de 2018, modificada a su vez en noviembre de 2019, para demoler y constuir por tramos un edificio destinado a hotel sobre la parcela que ocupaba antes el Cine Andalucía, en el número 6 de la calle Victoria esquina con Mundo Nuevo y el Callejón del Callao.