La financiación de los ayuntamientos, y en concreto el de Málaga, y la participación de las entidades locales de los ingresos del estado centrará buena parte del pleno de la capital malagueña de hoy. Así, la situación económica de los ayuntamientos será abordada en mociones del PP, Cs y PSOE. Así, el primero plantea condonar la deuda generada por la liquidación negativa de la participación de ingresos del Estado (PIE) de 2020 «para paliar las graves consecuencias que tendrá sobre las entidades locales». En caso de que no sea así, insta a un aplazamiento de dos años para devolver dicha deuda.

Los ‘populares’ señalan que al haberse actualizado en 2020 las entregas a cuenta que reciben las entidades locales por la participación en tributos del estado conforme al crecimiento previsto de la economía y no al real, «estas han contraído de manera automática -y sin responsabilidad por su parte- una deuda» y en el caso de Málaga, la cantidad a reintegrar roza los 39 millones. Por su parte, Cs destaca el papel de las entidades locales y señala que «en el contexto Covid es aún más importante que tengan suficientes recursos económicos», al ser la administración más cercana al ciudadano, explicó la edil Noelia Losada, por lo que en la moción piden instar al Gobierno un plan especial de aplazamiento y fraccionamiento de deudas y otro de reactivación. El PSOE, por su parte, plantea que sea la Junta la que se haga cargo de «las devoluciones de las entregas de la participación de ingresos del estado del Ayuntamiento «como mecanismo corrector por la falta de transferencias directas a esta administración durante los últimos meses». También le pide establecer un sistema «solidario» detransferencias de crédito. Al respecto, el portavoz socialista, Daniel Pérez, criticó que la Junta «prefirió guardar 832 millones de superávit, algo inaudito en plena crisis sociosanitaria, en lugar de transferir partidas a los ayuntamientos, correspondiéndole a nuestra ciudad 58 millones de euros que nunca hemos recibido». El alcalde ha indicado que lo que plantea el PSOE en cuanto a que sea la Junta la que pague esas devoluciones de las entregas de la PIE es cuanto menos «original», al «mezclar» a otra administración, por lo que ha apuntado que «no lo acabo de entender y no me parece razonable».