Dicen que segunda partes nunca fueron buenas, pero en esta ocasión el dicho no va a cumplirse. Durante los meses de la pandemia, el obrador Casa Kiki se vio obligado a abandonar el puesto de venta que tenían dentro de la zona de andenes del AVE en la estación Málaga-María Zambrano. Pues bien, desde este sábado 4 de septiembre, quienes pasen por el vestíbulo del Vialia bien porque vayan de paso, bien porque tengan que coger un tren, se encontrarán con la agradable sorpresa y la dulce tentación de un nuevo establecimiento del popular obrador malagueño, fundado en 1984, que ha regresado a la estación para ofrecer a viajeros, vecinos y todo el que por allí pase su amplia oferta de palmeras y locas.

El nuevo puesto de Casa Kiki en el vestíbulo de la estación central de trenes de Málaga capital, que ha abierto sus puertas este mismo sábado, abrirá de lunes a domingo, de 7h a 22h de manera ininterrumpida. Allí podrán comprarse las palmeras gigantes de las que dispongan, así como minipalmeras de variados sabores y locas. No venderán, eso sí, ni dulces ni pan como en sus otros establecimientos.

Con esta reapertura, por así llamarla, Casa Kiki cuenta con cinco establecimientos en Málaga capital (en Carretera de Cádiz, en Portada Alta, en el Puerto de la Torre y en el parque comercial Málaga Nostrum, además del recién inaugurado); otro en Coín, otro en Torremolinos inaugurado a finales de enero, y uno más en Fuengirola.